Beneficios del consumo de pescado, propiedades nutricionales

Beneficios del consumo de pescado
Beneficios del consumo de pescado
Antonio Tajuelo/CC BY 2.0

El consumo de pescado es importante en la dieta humana

Desde las primeras civilizaciones el pescado ha tenido un papel fundamental en la dieta del ser humano ya que los mismos, luego de la implementación de las técnicas de pesca son de fácil captura, logrando así tener una abundancia y otorgándole cierta economía en algunas especies de consumo masivo. Actualmente gracias al estudio y desarrollo de las mejoras alimenticias para el cuidado de la salud, se sabe que el pescado es una fuente de múltiples beneficios por su contenido nutritivo, en los que se encuentra el gran aporte proteínico, vitamínico y de micro elementos esenciales para el buen funcionamiento del organismo. En este artículo informamos de los beneficios del consumo de pescado y su repercusión en el ser humano.

Dependiendo de la especie de pescado, se puede considerar que son carnes magras y no magras, en la cual, las magras son aquellas en las que la cantidad de grasa no supera el 3%, por lo que este tipo de pescado son buscados para dietas especiales, en las que se desea suprimir el consumo de lípidos. Como ejemplo, de los denominados peces saludables o que contienen baja cantidad de grasa podemos mencionar al bacalao (Gadus morhua), besugo (Pagellus bogaraveo), lenguado (Solea solea), merluza (Merluccius merluccius), rape (Lophius piscatorius), entre otros. Por su parte, las especies que contienen mayor contenido graso y que también son muy bien valorados, se encuentran el atún rojo (Thunnus thynnus), boquerón (Engraulis encrasicolus), jurel (Trachurus trachurus), salmón (Salmo salar), sardina (Sardina pilchardus), entre otras especies.

Beneficios del consumo de pescado desde el punto de vista nutricional

El pescado por su contenido de nutrientes, constituye un elemento esencial en la dieta del ser humano, por lo que son muchos los beneficios del consumo de pescado. Las proteínas que posee se encuentran conformadas por los aminoácidos que el hombre necesita ingerir a través de los alimentos, y que no son capaces de sintetizarse dentro del cuerpo, como lo son, la leucina, lisina, valina, metionina, isoleucina, triptófano, treonina, histidina y arginina, por lo tanto, la ingesta del pescado como alimento aporta los aminoácidos requeridos para el correcto funcionamiento celular, en consecuencia, se ha sugerido que su contenido proteico es de alto valor biológico y beneficioso para la salud.

Igualmente es de destacar que entre los beneficios del consumo del pescado, está el hecho de que posee gran cantidad de lípidos insaturados que aportan energía al cuerpo, además de realizar otros roles como indispensables para la vida. Además, el pescado es una fuente de vitaminas y sales minerales, útiles para el crecimiento y desarrollo. Entre las vitaminas que se encuentran presentes en el pescado tenemos: el retinol o vitamina A, el caliciferol o vitamina B, el tocoferol o vitamina E y la vitamina K. Los nutrientes en forma de minerales que aporta el consumo de pescado encontramos el calcio, fósforo, potasio, sodio, magnesio, hierro, iodo, cloro y zinc, cada uno importante para ciertas funciones vitales.

Otros beneficios del consumo de pescado

Gracias a su alto contenido nutritivo, los beneficios del consumo de pescado ofrece una gama de efectos saludables al ser humano, también un correcto funcionamiento de su fisiología celular, garantizando un desarrollo óptimo y completo y por lo tanto, una buena salud. Entre otros aportes positivos de la ingesta de pescado podemos mencionar:

– Contribuye a la formación de la piel y disminuye el envejecimiento celular, por su contenido de antioxidantes como la vitamina A y E.

– Los beneficios del consumo de pescado tienen relevancia en cuanto contribuyen a la regulación de la presión arterial, por lo que se recomienda su ingesta en personas que padecen enfermedades cardiovasculares.

– En la sangre, ayuda a mantener el pH, además de intervenir en la formación de glóbulos rojos o leucocitos y en el proceso de coagulación. También por su contenido de hierro, beneficia la oxigenación, permitiendo el transporte del oxígeno.

– En el sistema óseo, los beneficios del consumo de pescado están presentes, puesto que contribuyen a su formación y metabolismo, además de mejorar la densidad de los huesos, por lo que ayuda a mantener huesos más duros y resistentes ante los golpes, disminuyendo así las fracturas y por lo tanto, su consumo por parte de personas ancianas resulta beneficioso para su salud.

– Beneficia positivamente las actividades metabólicas de las macromoléculas como los prótidos y las enzimas celulares.

– Los minerales como el sodio y el potasio permiten un equilibrio electrolítico y ácido-base a nivel celular, además de que hacen posible el transporte y la excitabilidad del sistema nervioso.

– Su alto contenido lipídico aparte de brindar energía, aporta una fuente importante de moléculas para la formación de las membranas celulares, y el calcio contribuye a mejorar la permeabilidad de las mismas.

– Mejora el funcionamiento de la glándula tiroides, así como de las enzimas que dicha glándula es capaz de secretar, gracias al mineral iodo presente en su cuerpo.

– Su contenido del mineral fósforo mejora las actividades metabólicas en todo el organismo, es decir, a nivel general.

– Mejora también la actividad de las hormonas sexuales y suprarrenales, al participar en su formación por su alto contenido de vitamina A.

– Igualmente los beneficios del consumo de pescado son importante para disminuir, prevenir y mejorar la evolución de las diarreas gracias a la presencia del zinc en su composición.

– Ácidos grasos como el omega 3 presente en algunos tipos de pescado es importante sobre todo durante las etapas iniciales de vida, para la maduración del sistema nervioso y el cerebro, por lo que es relevante incluirlo en la dieta de los niños y las mujeres en período de gestación, sin duda otra opción positiva en cuanto a los beneficios del consumo de pescado para la salud.

Autores consultados

– Luchini, L. (2010)

– Martinez, J. (2005)

– Pinto, J.; Cáceres, M.; Pons, P. (2005)

– Traverso, J.; Avdalov, N. (2014)

– Villarino, A.; Moreno, P.; Ortuño, I. (2005)