Diferencias entre peces de agua dulce y salada, sus adaptaciones

Diferencias entre peces de agua dulce y salada
Diferencias entre peces de agua dulce y salada
© Paradais Sphynx/CC BY-SA 2.0

Los seres vivos han logrado colonizar todo el planeta Tierra gracias a las diferentes adaptaciones que han surgido a lo largo de los años durante la evolución. En este sentido, la vida, en el medio acuático no ha sido la excepción, ya que todas las células del cuerpo por su naturaleza de permeabilidad han tenido que enfrentarse a las características físicas y químicas que presenta el medio, en este caso, el agua, para mantener el equilibrio y permitir la supervivencia. Así, los peces, han logrado utilizar diferentes mecanismos para desarrollarse tanto en aguas dulces como saladas, e incluso algunos han alcanzado el dominio de ambas, manteniendo la homeostasia, con todo y las diferencias que éstas poseen. De ahí la necesidad de centrar este artículos en conocer mejor a estos vertebrados acuáticos, concretamente las diferencias entre peces de agua dulce y salada.

A continuación se presentan algunas de las diferencias fisiológicas que les permiten a los peces colonizar diferentes espacios acuáticos.

Las diferencias entre peces de agua dulce y salada se basan, en su mayoría, en los mecanismos de osmorregulación que poseen las membranas semipermeables de las células que conforman a estos seres vivos, donde las branquias juegan un papel fundamental, ya que es el órgano encargado del intercambio gaseoso, del transporte de iones y solutos, expulsión de residuos, entre otras funciones celulares.

Diferencias entre peces de agua dulce y salada relacionadas con sales intracelular y de su entorno

Como es conocido, la salinidad de las aguas dulces es diferente a las aguas saladas o marinas, lo que influye en las cantidades de sales presentes dentro de las células del cuerpo de estos animales, en consecuencia, es un factor a tener en cuenta en cuanto a las diferencias entre peces de agua dulce y salada.

En el caso de los peces que viven en agua dulce, las cantidades de sales presentes en el medio son muy bajas (medio hipotónico), en relación con la presente en el interior de las células del cuerpo del pez (medio hipertónico). Por su parte, los peces que habitan aguas saladas, tienen que soportar altas concentraciones de sales en su ambiente (medio hipertónico), siendo éstas concentraciones mayores que las que se encuentran intracelularmente (medio hipotónico).

Diferencias entre peces de agua dulce y salada en cuanto a la osmorregulación

La cantidad de sales que posee el entorno y la cantidad de sales intracelular debe mantenerse en equilibrio para el correcto funcionamiento de un individuo. De esta manera, la homeostasis en los peces de agua dulce se logra a través de la entrada del agua por ósmosis, es decir, de un medio hipotónico a uno hipertónico, por medio de las branquias, y para contrarrestar esta entrada de agua, el pez no necesita ingerir agua a través de la boca. Para los peces de agua salada, el proceso de osmosis difiere al caso anterior, ya que se produce es la salida del agua (de un medio hipotónico a uno hipertónico) a través de las branquias de los peces. Como en este caso, el animal expulsa agua por ósmosis, necesita ingerir agua por la boca, a diferencias de los peces de agua dulce.

Algunos investigadores afirman que los procesos de osmorregulación en peces son regulados a través del sistema endocrino por vía hormonal, donde están involucradas varias hormonas, pero para la adaptación a ambientes pobres en sales como el agua dulce, predomina la acción de la hormona prolactina para la activación de algunos transportadores, por su parte, en ambientes ricos en sales, como el agua salada, la hormona reportada como más influyente es el cortisol.

Diferencias entre peces de agua dulce y salada en cuanto a la absorción de solutos

Debido a que los peces de agua dulce absorben gran cantidad de agua por medio de las branquias, es precisamente en las células epiteliales de ellas, donde se produce captura activa de iones, al parecer las células que poseen más responsabilidad en este aspecto son las células del pavimento y las células ricas en mitocondrias, sobre todo en iones como el sodio (Na+). También pueden ingerirse sales por medio del alimento a través del intestino. En el caso de los peces de agua salada, las sales, sobre todo el sodio ingresa al cuerpo de los peces cuando beben el agua, ya que las agua marinas son ricas en sales y es absorbida por el intestino.

Diferencias en cuanto a la excreción de solutos y de agua

Otras diferencias entre peces de agua dulce y salada se asocian a la excreción de solutos y de agua, veámoslo más detenidamente.

Como consecuencia del metabolismo y de los procesos de osmorregulación, los peces de agua dulce ingieren gran cantidad de agua y sales por medio de sus branquias, para eliminar el exceso de agua absorbida utilizan sus riñones y producen una orina con abundante agua y pocas sales, esta excreción es generada con un consumo de energía menor. El procedimiento es diferente en los peces de agua salada, en los que la eliminación de solutos ocurre en las branquias por medio de células que realizan un transporte activo, para lo cual se necesita moléculas de alta energía como lo es el ATP (adenosin trifosfato), lo que quiere decir que este proceso en estos peces tiene un alto gasto energético.

De igual manera, en peces de agua salada algunos solutos son eliminados en las heces. Además, los peces de agua salada generan como consecuencia de su regulación osmótica muy poca orina.

Autores consultados

– David, C.; Vasquez, W. (2010)
– Jimenez, M.; Villegas, G. (2016)
– Kaushik, J. (2000)
– Lauzanne, L.; Lobens, G. (1985)
– Martos-Sitcha, J.; Cadiz, L.; Krzynska, A.; Martínez-Rodríguez, G.; Mancera, J. (2015)