Estás aquí: Inicio » Actualidad, noticias peces » ¿Los peces tienen sentimientos? ¿ Qué sienten?¿tienen memoria?

¿Los peces tienen sentimientos? ¿ Qué sienten?¿tienen memoria?

Los peces tienen sentimientos
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Los peces son un grupo de vertebrados muy enigmáticos para los seres humanos, en parte debido a que su vida acuática hace difícil su estudio, y muchos aspectos ecológicos, fisiológicos y etológicos quedan aún por ser estudiados, incluyendo interrogantes como si ¿los peces tienen sentimientos?.

Una de las temáticas sobre comportamiento que causan mayor curiosidad en las personas, es si los animales son capaces de sentir de la misma manera que los seres humanos. Estos temas han conformado una corriente de investigación amplia sobre los vertebrados, en la cual los peces suelen quedar por fuera, incluso teniendo en cuenta la relación de los seres humanos con estos organismos, pues los peces conforman una de las industrias para dotar de alimentos a las personas y facilita trabajo activo para millones más.

Sin embargo, en las dos últimas décadas se han llevado a cabo una serie de investigaciones que permiten entender mejor si los peces tienen sentimientos, y cómo surgen y se expresan en dichos animales. Actualmente, los peces conforman uno de los grupos de vertebrados más utilizados como mascotas, y en algunos países como Australia, estos animales superan a los perros y gatos juntos como animales de compañía. Además, son animales empleados para diversas áreas de investigación, después de las ratas y ratones.

Los seres humanos percibimos los sentimientos de una determinada manera, que incluye el lenguaje corporal y las palabras comunicadas; por el contrario, los peces no son capaces de emitir ruidos ni gestos perceptibles por los humanos, lo que conlleva a preguntarnos si los peces tienen sentimientos y cómo son capaces de expresarlos.

¿Cómo sienten los peces?

El sistema nervioso de los peces consta de una central nerviosa que se encuentra segmentada en varias partes como el bulbo olfativo, cerebro, lóbulos ópticos, cerebelo y bulbo raquídeo. El arreglo y composición de este sistema resulta uno de los más simples en los vertebrados, sin embargo, contrario a lo que se ha pensado, estos organismos son capaces de sentir diversas emociones como el dolor, miedo e incluso satisfacción.

Existen muchas discusiones biológicas y filosóficas sobre si los peces tienen sentimientos. Muchos investigadores aseguran que la simplicidad del sistema nervioso de estos animales impide que los mismos posean conciencia y emociones. Sin embargo, diversas investigaciones han demostrado lo contrario.

A pesar de que en los peces el sistema nervioso muestra una mayor simplicidad en comparación con otros vertebrados, y que carecen de córtex cerebral y amígdala cerebral (que en los mamíferos se relaciona con las emociones), estos animales presentan estructuras y funciones homólogas que les permite experimentar diferentes estados emocionales.

Se han realizado, por ejemplo, experimentos con peces besugos, los cuales fueron expuestos a un mismo estímulo, pero cambiando algunas condiciones de evaluación y estado emocional de los individuos. Esta investigación expuso que los peces responden con diferentes conductas y respuestas fisiológicas, como los niveles de cortisol, ante el mismo estímulo, de acuerdo a la manera en que fueron evaluados y las condiciones del experimento.

¿Qué sienten los peces?

Una de las emociones más estudiadas en los peces es el dolor. Algunos experimentos han demostrado que estos animales poseen dos componentes esenciales en la respuesta frente a esta sensación. El primer componente se refiere al reflejo de retiro o huida, que les permite alejarse del estímulo doloroso, mientras que el segundo componente se trata de una consolidación de la experiencia a largo plazo, es decir, los peces “aprenden” a evitar el estímulo doloroso. Adicionalmente, se ha registrado en diversos experimentos que las emociones de dolor en los peces ocasionan que estos eviten actividades fisiológicas normales como alimentarse o reproducirse.

El dolor se encuentra muy relacionado con otras emociones como el miedo, ya que las experiencias dolorosas suelen condicionar las futuras respuestas de los peces frente a la fuente del dolor. Esto último se evidencia en los peces que muestran comportamientos de huida y evasión frente a depredadores o individuos que relacionan con experiencias dolorosas, por ejemplo la mayoría de teleósteos frente a algunos cnidarios como medusas y anémonas.

Por otro lado, cuando los peces consumen alimentos poco palatables o que les causan algún tipo de intoxicación, procuran evitar dichos alimentos en el futuro, lo que podría interpretarse como que los peces tienen sentimientos de desagrado y rechazo.

Adicionalmente, diversos estudios sugieren que los peces tienen sentimientos de tristeza o pesimismo, que se relacionan con un bajo nivel de bienestar y calidad de vida. Esto puede apreciarse en el hecho de que los animales con baja calidad de vida tienen una menor percepción del medio y de distintos estímulos, es decir, algunos peces pueden lucir tristes y apáticos si no se encuentran en condiciones óptimas de vida. Esto es relevante para la acuicultura y propietarios de peces como mascotas, ya que los mismos deben asegurarse de que estos animales se encuentren en perfectas condiciones para garantizar el desarrollo óptimo de sus funciones.

Además de las emociones relacionadas con el dolor, miedo, desagrado y tristeza, los peces tienen sentimientos como satisfacción y alegría. Esto puede evidenciarse en los niveles de cortisol (hormona del estrés), que suelen ser muy bajos en peces con excelentes condiciones de vida. Estos animales también pueden asociar emociones de agrado con distintos estímulos, lo cual puede observarse, por ejemplo, en peces de acuarios al ver sus envases de alimento o a las personas encargadas de alimentarlos. Cuando esto ocurre, los peces muestran una mayor actividad de nado y suelen acercarse a los sitios por donde se les suministra el alimento.

¿Los peces tienen sentimientos diferentes a los humanos?

Muchos investigadores consideran que las emociones y los sentimientos son aspectos diferentes en los organismos. Las primeras se relacionan más con las respuestas fisiológicas del mismo, que conllevan a su vez respuestas conductuales y son autónomas y funcionales, mientras que los sentimientos son respuestas más conscientes procesadas por la región cortical superior del cerebro. Según este razonamiento, podría suponerse que los peces tienen emociones más no sentimientos, aunque este es aún un tema complejo que causa variados debates entre la comunidad científica.

El dolor, por ejemplo, es una de las emociones más estudiada en los animales. En los peces al igual que en otros vertebrados, se han encontrado receptores nerviosos asociados al dolor conocidos como “nociceptores”. Aunque en estos animales no se encuentra todo el rango de nociceptores que existe en los humanos y otros mamíferos, los peces tienen sentimientos de dolor que causan diferentes respuestas fisiológicas y conductuales.

Esto comprueba que la forma en que los peces y los humanos experimentan emociones, varían de acuerdo al nivel de conciencia de cada uno y el grado de complejidad de sus sistemas nerviosos.

¿Los peces tienen memoria?

Además de surgir la interrogante de si los peces tienen sentimientos, es común preguntarnos si los peces tienen además memoria. Estos dos aspectos se encuentran muy relacionados, debido a que las experiencias que generan diversas emociones en estos animales suelen quedar consolidadas a largo plazo en la psiquis de los mismos.

Los peces tienen la capacidad de asociar lugares con sentimientos como el dolor, miedo, agrado y seguridad. Por ejemplo, los individuos que han sufrido enfrentamientos con depredadores o con especies competidoras, suelen evitar los territorios donde ocurrieron dichas experiencias, o recordar cuáles ítems alimenticios son seguros y más beneficiosos. Por otro lado, los peces que establecen territorios de alimentación y refugio, son capaces de alejarse grandes distancias y regresar a dichas localidades.

Estos recuerdos se relacionan con el hecho de que los peces tienen sentimientos o emociones que les permiten moldear su comportamiento para desarrollarse y reproducirse exitosamente, manteniendo un papel importante en la lucha por la supervivencia.

Esquema o resumen de lo estudiado

cuadro resumen sobre los peces tienen sentimientos
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Referencias

  1. Brown, C., & Dorey, C. (2019).
  2. Rose, J. D. (2002).
  3. Rose, J. D., Arlinghaus, R., Cooke, S. J., Diggles, B. K., Sawynok, W., Stevens, E. D., & Wynne, C. D. (2014).