Migración de los peces, diferentes tipos que condicionan su comportamiento

Tipos de migración de los peces en reproducción
Migración de los peces con fines reproductivos

Migración de los peces

En este artículos tratamos un tema de especial relevancia como es la migración de los peces. Cuando uno se pregunta qué animales van de un lugar a otro de la tierra recorriendo enormes distancias, siempre le vienen a la mente las aves, o esas manadas de mamíferos africanos que vemos en los documentales. Sin embargo, los peces representan uno de los grupos con mayor número de especies migratorias. A continuación comentaremos qué tipos de migración presentan los peces, por qué lo hacen y cuál es la importancia para el ser humano de este fenómeno que tiene incluso su día mundial.

Tipos de migración de los peces

Existen varios tipos de migración de los peces, puesto que pueden vivir en agua dulce (por ejemplo, un río) o en agua salada (por ejemplo, el océano). De acuerdo con el lugar desde donde partan y hacia donde se trasladen, y la razón por la cual lo hacen, u movimiento migratorio, se clasificarán dentro de alguna de las siguientes categorías.

Migración de los peces
Migración de los peces

Potamódromos

Estos peces viven exclusivamente en agua dulce y jamás tocan el agua salada. Por lo tanto, cuando migran lo hacen siempre desde el lugar en el que están, por ejemplo un lago, hacia otro sitio también de agua dulce, por ejemplo, un río.

Oceanódromos

A diferencia de los potamódromos, los peces oceanódromos viven siempre en agua salada. De este modo, migran siempre dentro del mar.

Anádromos

Los anádromos tienen la capacidad de vivir tanto en agua salada como en agua dulce. La migración de los peces anádromos se produce desde el mar hacia el agua dulce, generalmente remontan ríos, con fines reproductivos.

Catádromos

Así como ocurre con los anádromos, este grupo particular de peces puede vivir tanto en agua salada como en agua dulce. Pero en este caso, los individuos van desde los ríos hacia el mar, a diferencia de los anádromos, aunque también lo hacen motivados por la reproducción.

Anfídromos

Por último, dentro de estos peces están aquellos que van y vienen varias veces durante su vida desde los ríos hacia el mar o viceversa. Sin embargo, y a diferencia de los catádromos y anfídromos, no lo hacen para reproducirse, sino, por ejemplo, para alimentarse.

Causas de la migración

Difícilmente un animal lleva a cabo un comportamiento sin una razón determinada. Cuando los peces migran, gastan enormes cantidades de energía para trasladarse y se someten a varios riesgos, entre ellos, el de no conseguir alimento durante el transcurso del viaje o ser alcanzados por algún predador. Por lo tanto, deben tener motivos suficientemente importantes como para encarar semejante aventura.

Reproducción y cría

El principal motivo sobre migración de los peces y por el cual los peces atraviesan enormes distancias, es para reproducirse. Una vez que llegan a destino, se produce la fertilización de los huevos (ya que la mayoría de los peces son ovíparos, es decir, liberan huevos al agua que luego son fertilizados). Es allí donde nacerán las crías, que luego de desarrollarse como juveniles o adultos jóvenes, retornar al lugar del que provinieron los progenitores.

Alimentación

A veces ocurre, incluso en un lugar tan vasto como el océano, que en una determinada área se acaba el alimento o sea hace difícil encontrarlo. En estos casos, también se produce migración de los peces, es decir, los individuos de algunas especies viajan incluso cientos de kilómetros para asentarse en un nuevo sitio que pueda proveerles los nutrientes necesarios para su subsistencia.

Condiciones climáticas

Por último, algunos peces viven en zonas de gran amplitud térmica, por ejemplo, en donde el agua puede bajar o aumentar mucho su temperatura con el paso de las estaciones, y por lo tanto se produce migración de los peces hacia áreas que posean una temperatura más agradable. Un fenómeno más reciente es la migración de varias especies como consecuencia del cambio climático.

Importancia de la migración de peces para los humanos

Debido a que los peces que migran atraviesan grandes distancias, cualquier cambio en su capacidad de movimiento podría afectar ecosistemas completos. Además, los peces que tienen la capacidad de migrar desde el mar hacia los ríos, proveen la única forma de que haya un recambio de nutrientes río arriba. Finalmente, muchas personas viven en el mundo de la pesca artesanal de especies migratorias. Por estas razones las especies de peces que migran deben ser cuidadosamente preservadas.

Ejemplos de especies migratorios

Las truchas

Casi todas las truchas viven siempre en agua dulce, en lagos o ríos; se trata de especies potamódromas. En particular, algunas de ellas viven como adultas en el seno de un lago. Cuando llega el momento, las truchas se van de los lagos y migran a través de los ríos para que se produzca la fertilización de los huevos. Es en estos ríos donde nacerán las crías, que luego irán hacia los lagos para crecer y volver a empezar el ciclo.

Los atunes

Estas especies habitan en prácticamente todos los océanos. Suelen andar en grupos numerosos, y gracias a la forma de su cuerpo y al desarrollo de ciertos músculos, pueden nadar a grandes velocidades. La migración de los peces atunes siempre se produce dentro del océano, generalmente en verano, en busca de alimento. Por lo tanto los atunes son un ejemplo de peces oceanódromos.

Los salmones

Hay muchas especies de salmones, y la mayoría de ellas son anádromas, es decir, van del mar hacia el río, remontando hacia arriba para reproducirse. Una vez que lo hacen, los adultos regresan al mar. En el río ocurre la fertilización de los huevos, y las crías crecen allí. Tras varios años en agua dulce, y luego de atravesar una gran cantidad de cambios en su fisiología y aspecto corporal, las crías, que ya son adultas, van hacia el mar por primera vez. Ya como adultos maduros, volverán al lugar en el que nacieron, en el río, y volverán a repetir el ciclo. Aun no se sabe exactamente cómo hacen los salmones para regresar al sitio que les dio origen, un supuesto de migración de los peces bastante sorprendente.

Las anguilas

Las anguilas del género Anguilidae son todas de agua dulce. Estas especies son un ejemplo de peces catádromos. Su vida como adultos transcurre en los ríos, incluso durante más de 15 años, y allí no se reproducen hasta que en algún momento van hacia el mar por primera vez para desovar y producir la fertilización de los huevos. Finalmente, las crías crecerán, y volverán hacia el río para llevar su vida adulta. Durante estas verdaderas epopeyas, las anguilas pueden llegar a migrar más de 6000 kilómetros.

El puye

Esta especie, cuyo nombre científico es Galaxias maculatus, es de las pocas que existen en el mundo que pueden vivir tanto en agua dulce o salada, pero cuyo movimiento de un lugar a otro no se da para reproducirse. Por lo tanto, es un ejemplo de migración de los peces anfídromo. El puye vive exclusivamente en las zonas más al sur de Oceanía, Argentina y Chile, en aguas relativamente frías. Puede migrar indistintamente del mar a algún río, solo con fines alimenticios para luego volver, y eso lo puede hacer decenas de veces durante su vida.

Referencias

– Gerking, S. D. (2014). Feeding ecology of fish. Elsevier.

– Lucas, M., y Baras, E. (2008). Migration of freshwater fishes. John Wiley y Sons.

– Secor, D. H. (2015). Migration ecology of marine fishes. JHU Press.

– Ueda, H., y Tsukamoto, K. (Eds.). (2013). Physiology and ecology of fish migration. CRC Press.