Peces de arrecifes de coral, papel ecológico y clasificación

Peces de arrecifes de coral
© Paradais Sphynx

Los arrecifes de coral son uno de los ecosistemas más complejos y diversos, que soportan diferentes comunidades marinas, incluyendo a los conspicuos peces de arrecife de coral. Como tal, un arrecife de coral es una extensión de corales que crecen sobre una estructura masiva resistente a las olas y a los fenómenos de sedimentación asociados, están construidos principalmente por esqueletos de generaciones sucesivas de corales y otro tipo de organismos que generan productos calcáreos. Los corales proveen de alimento y refugio a una biota marina altamente diversa y muy abundante.

Factores que determinan la diversidad de peces de arrecifes de coral

Los arrecifes de coral modernos dominados por especies escleractineas y la fauna de peces de arrecifes asociada, representan solo la última manifestación de un ecosistema de arrecifes. Los peces de arrecife forman parte integral de las comunidades coralinas, modificando la estructura de la comunidad bentónica y formando un conducto importante para el movimiento de energía y material.

A lo largo de su historia, los mares tropicales en los que se encuentran los peces de arrecife se han dividido repetidamente y cada fragmento tiene una historia diferente hasta el presente. En algunas áreas, los peces de arrecife fueron completamente eliminados; en otras áreas prosperaron, su destino como especie depende de una serie compleja de factores que interactúan, incluida la ubicación geográfica, la conectividad regional, el tamaño, la batimetría y el momento de la separación.

Estudios recientes han confirmado también que la gran diversidad de peces de arrecifes, y de todos los organismos en general, es debida a la complejidad estructural (topográfica) de los arrecifes de coral. Este atributo, aunado a las características físico-químicas (salinidad, temperatura, oxígeno, iluminación etc.) que suelen mantenerse sin cambios marcados, han logrado el establecimiento de grandes poblaciones de peces de arrecife.

Diversidad de peces de arrecifes de coral

Los peces de arrecifes de coral tienen su origen en el Indo-Pacífico. Son especialmente abundantes y diversos el gremio de especies zooplanctívoras móviles y bentónicas, entre la que destacan las damiselas (Pomacentridae), anthias (Serranidae, Subfamilia Anthiinae), peces cirujano (Acanthuridae), peces loro (Scaridae), lábridos (Labridae), meros (Serranidae), peces mariposa (Chaetodontidae), peces ballesta (Balistidae), “blennies” (Blenniidae) y gobios (Cyprinidae).

Otros investigadores proporcionaron una clasificación basada en el grado de asociación ecológica entre los peces y el arrecife, en términos de la función del arrecife como proveedor de alimento y/o refugio. Además, se describieron las características ecológicas y taxonómicas de los peces de arrecife; dentro de las características que observaron están la abundancia de peces de arrecife de cuerpo profundo y pequeños, y el dominio numérico de algunas familias, entre la que resaltan y se incluyen los lábridos, pomacéntridos, quetodontidos y acantúridos.

Posteriormente se estableció una lista consenso que designaba a las familias de peces de arrecifes de manera más específica, está lista incluía a aquellas familias que se encuentran en los arrecifes de coral, independientemente de su ubicación biogeográfica.

Familias de peces de arrecifes de coral representativas

Esta lista comprende a las familias:

LabridaeChaetodontidae
PomacentridaeAcanthuridae
SerranidaeScaridae
BlenniidaeHolocentridae
ApogonidaeMullidae


Otras dos familias que también se consideran representativas de los peces de arrecifes son las familias Lutjanidae y Carangidae.

Se debe de tener presente que el consenso de peces de arrecifes de coral presentado aquí, toma en cuenta el índice ecológico relativo a la riqueza de especies a partir de cuatro diferentes regiones arrecifales del mundo (Gran Barrera Australiana, Mar Rojo, Caribe y Nueva Zelanda), y que la diversidad total de especies disminuye de manera constante con los cambios tanto en latitud como en longitud.

Papel ecológico-funcional de los peces de arrecifes de coralina

Los peces de arrecifes mantienen una amplia variedad de roles funcionales en los arrecifes de coral, participan de manera directa en numerosos procesos e interactúan con el movimiento de energía o material. El papel de los peces en los procesos de los arrecifes depende también de la identidad de la especie y la naturaleza de su papel funcional; para determinarlo se ha empleado el término gremio (guild), que permite un enfoque de grupo funcional; de manera que es posible examinar las interacciones y los patrones sin necesidad de realizar observaciones detalladas a nivel de especie. Este enfoque permite recopilar datos a gran escala sobre la composición de la comunidad y las interacciones tróficas que ocurren en el arrecife.

Por ejemplo, dentro de las familias peces de arrecifes modernas se encuentran los peces herbívoros; estos se alimentan de los diferentes tipos de macroalgas que suelen recubrir a los arrecifes, quienes compiten por espacio y luz contra los corales, por lo que la presencia de este grupo de herbívoros es vital para mantener su equilibrio ecológico y evitar el cambio (shift) de un arrecife de coral a un arrecife de macroalgas-coral. Las familias de los peces de arrecife herbívoros se dividen a su vez en grupos funcionales –dependiendo de su modo de alimentación-, estos grupos son:

a) Raspadores o pequeños excavadores: a este grupo pertenecen los peces loro (Scaridae).

b) Grandes excavadores: incluye a los peces loro de gran talla.

c) Ramoneadores: entre los que encontramos a los peces cirujano (Acanthuridae), peces ángel (Pomacanthidae) y peces conejo (Siganidae).

d) Herbívoros territoriales: se incluyen a las damiselas y peces payaso, ambos pertenecientes a la familia Pomacentridae.

Clasificación en función de la interacción pez-hábitat

Otra propuesta se centró en las características clave de la interacción entre peces de arrecifes y su hábitat, de manera que, para obtener una definición más explícita, estos se separan en tres taxones principales pertenecientes al Orden Perciformes, quienes representa a los principales grupos de especies de peces de arrecifes:

1. Quetodontidos: que comprenden las familias Chaetodontidae y Pomacanthidae. La familia Chaetodontidae comprenden 114 especies en 10 géneros, de las cuales el 78% pertenecen al género Chaetodon. Aproximadamente el 50% de los Chaetodontidae se alimentan de corales y muchos otros se alimentan de invertebrados crípticos de arrecifes (que no se ven a simple vista porque permanecen escondidos). Las algas también son un componente importante de la dieta de muchas especies de arrecife de esta familia.

Los Pomacanthidae se componen de 7 géneros y 74 especies, la mayoría de las especies se encuentran en los arrecifes del Pacífico occidental. El género Centropyge es numéricamente dominante con 28 especies en total. Los pomacántidos presentan tres comportamientos alimenticios: invertebrados sésiles, (especialmente esponjas), herbivoría e invertebrados planctónicos. Las fuentes de alimento dominantes para estos peces de arrecife son las esponjas, tunicados y céspedes algales. Algunos miembros del género Geniacanthus son planctívoros.

2. Acantouroideos: comprenden a las familias Acanthuridae, Siganidae y Zanclidae. Constituyen los peces de arrecife herbívoros más característicos de las comunidades coralinas. Los Acanthuridae exhiben gran mayor diversidad de hábitos alimentarios, entre ellos se encuentran especies que son sedimentívoras y detritívoras. Dentro del género Acanthurus (40 especies) hay varias especies que pastan sobre la arena, mientras que una minoría de especies son planctívoros. La mayoría de los miembros de los géneros Acanthurus y Zebrasoma se alimentan sobre sustratos de arrecifes y pastan algas del césped.

Por su parte, los sigánidos tienen menos especies y son más conservadores en sus hábitos alimenticios. La mayoría se alimenta de céspedes de algas, aunque algunas especies también consumen algas más grandes; en este caso se ha comprobado que son más selectivas con las macroalgas que las otras familias.

3. Los labroides: comprenden a las familias Scaridae, Pomacentridae y Labridae. Los Scaridae tienen preferencias herbívoras, mientras que los peces de arrecife pertenecientes a la familia Pomacentridae han desarrollado hábitos planctívoros, aunque también se alimentan de crustáceos bentónicos. Los grupos tróficos formados por esta familia se encuentran ampliamente distribuidos en aguas templadas. Por su parte, los peces de arrecife de la familia Labridae constituyen un grupo muy grande con aproximadamente 50 géneros y 500 especies. La mayoría son carnívoros que se alimentan de una amplia variedad de invertebrados que obtienen del escombro de coral, tapetes algales o de las propias colonias de coral. Las especies de peces de arrecife de tamaño pequeño e intermedio se alimentan principalmente de crustáceos, mientras que las especies más grandes se enfocan en los moluscos. Aunque los labridos son muy característicos de los arrecifes de coral, muchas especies tienen distribuciones exclusivamente en aguas templadas.

La mayoría, con la excepción de algunos labroides, tienen patrones de distribución que coincide con la distribución de los de los arrecifes de coral. Además, están asociados con el hábitat del arrecife durante todo el ciclo de vida posterior al asentamiento.

La característica dominante de los quetodontidos, acantouroides y labroides es la explotación que hacen de la biota sésil que define el hábitat del arrecife. Los quetodontidos, acantouroideos y labroides comparten dos características ecológicas. Primero, cada grupo contiene extensos gremios de especies ecológicamente similares, es decir, que cumplen total o parcialmente la misma función. Estos gremios de especies (guilds) coexistentes son los elementos más distintivos de las faunas de peces de arrecife. Segundo, dentro de cada uno de estos grupos también hay especies que muestran divergencia de hábitos alimenticios, especialmente entre aquellos con tendencias a hábitos planctívoros.

La característica en común de estos tres grupos se presenta desde el punto de vista de sus hábitos alimenticios y comportamientos reproductivos. Sus caracteres anatómicos les permiten desenvolverse con movimientos precisos y orientarse sobre un sustrato altamente complejo.

Dentro de los caracteres particulares de muchos de los peces de arrecife se presenta el desarrollo de la mandíbula y el suspensorio que les permiten alimentarse con precisión de una biota sésil en la que los alimentos son pequeños y que, en el caso se los herbívoros, se encuentran inmersos en los tapetes algales. La reproducción y el comportamiento social en estos grupos suelen estar asociados con interacciones complejas, dominadas por señales visuales. Las especies complejas y sus patrones de color específicos por sexo se acentúan más en estos grupos. Todos los grupos forrajean exclusivamente en el día.

Peces de arrecife no obligados

Existen numerosos grupos adicionales de peces teleósteos que están asociados a los arrecifes, pero se diferencian de los tres taxones anteriores en términos de sus asociaciones de hábitat y patrones de distribución. Los peces de arrecife como se definen aquí son exclusivamente perciformes. Actualmente los “blennies” y los gobios no son considerados propiamente peces de arrecife, porque también se encuentran en un amplio rango de hábitats tropicales y templados.

Otras tres agrupaciones abundantes de teleósteos —escorpénidos, plectognatos y pleuronéctidos— pueden ser comunes en los arrecifes, pero explotan hábitats tropicales no arrecifales (como los ambientes rocosos no arrecifales) y alcanzan su mayor diversidad y abundancia en aguas subtropicales y templadas. Se trata en gran medida de depredadores de invertebrados móviles y de otros peces o especies planctívoras. Estos peces explotan características similares al hábitat arrecifal.

Otros grupos de peces de arrecifes incluyen a depredadores de invertebrados móviles y peces (Muraenidae, Holocentridae, Apogonidae, Haemulidae, Lethrinidae, Lutjanidae, Mullidae y Serranidae), planctívoros y piscívoros pelágicos (Caesionidae, Carangidae).

La diferencia clave entre las especies asociadas a los arrecifes, es que están vinculadas a características del hábitat que pueden presentarse en una amplia variedad de otros ambientes marinos de aguas poco profundas, pero que están más fuertemente desarrolladas en hábitats de arrecifes tropicales. Esto es contrario a lo que ocurre con los quetodontidos, acantouroideos y labroides, quienes tienen asociaciones obligatorias con la biota del arrecife de coral.

Bibliografía

– Gerking, SD. 1994. Feeding ecology of fish. USA. Academic Press . 406 p

– Hopley, David (ed.), Encyclopedia of Modern Coral Reefs. 2011. Springer Science+Business Media B.V. DOI 10.1007/978-90-481-2639-2

– Sale P (ed). 2002. Coral reef fishes: dynamics and diversity in a complex ecosystem. USA Academic Press, 555 p
.