Peces de estuario, factores determinantes y clasificación

Rickard Zerpe/CC BY 2.0

Una de las definiciones más aceptadas que define lo que es un estuario: “Un estuario es un cuerpo de agua costero, parcialmente cerrado, el cual puede estar permanente o periódicamente abierto al mar, en el cual hay una variación de salinidad debida a la mezcla de agua de mar con el agua dulce producida por las escorrentías provenientes de la tierra”. Estos ecosistemas han sido centro de muchas actividades desarrollas por los hombres, incluso muchos conocimientos que se tiene de los peces provienen del estudio de peces de estuario.

Gracias a la gran cantidad de estudios que se han podido realizar sobre los peces estuarinos, se ha podido determinar que el número es mayor, en varios órdenes de magnitud, en zonas tropicales y subtropicales que en regiones templadas.

Factores que definen la composición de los peces de estuario

La composición de los peces estuarinos depende de la interacción de varios factores, entre los que destacan:

a) Tamaño del estuario, profundidad, régimen de parámetros fisicoquímicos -en particular la salinidad y la turbidez-, así como los tipos de hábitats.

b) La naturaleza y la profundidad de las aguas marinas adyacentes y, en alguna medida, las aportaciones de agua dulce.

c) La localización geográfica del estuario en función de la latitud y la relación que establecen con las características marinas como son corrientes, cañones y arrecifes.

Por otra parte, la clasificación de los peces de estuario se da en función de aspectos taxonómicos, fisiológicos y/o ecológicos. Este último se basan en atributos como tolerancia a la salinidad, hábitos de crianza, alimentación y migración. Por medio de diferentes estudios se ha podido establecer que la salinidad es el factor clave que regula la composición de la fauna de peces de estuario. En ambientes de zonas templadas pueden ser clasificados como eurihalinos y estenohalinos; mientras que en zonas tropicales y subtropicales, la salinidad es solamente uno de varios factores que determinan la composición de especies, sin embargo, este esquema de clasificación no es considerado funcional.

Clasificación de los peces de estuario en función del “guild ecológico”

Posteriormente se propuso clasificar a los peces en función del grado de uso que hacen de los estuarios, sobre todo considerando el comportamiento de desove de cada especie. El esquema propuesto es:

Especies estuarinas que pueden estar todo su ciclo de vida en el estuario

Se pueden clasificar en peces de estuario de los subtrópicos y de los trópicos.

Peces de estuario de los subtrópicos

Representan una pequeña pero significativa proporción de la fauna íctica de estuarios. Dentro de este grupo encontramos a los cupleídos, góbidos (Gobiidae) que aportan cientos de especies, lenguados, agonidos (Agonus cataphractus), engraúlidos, aterínidos, signátidos y Ambassidae (peces de cristal asiáticos).

Se les considera verdaderos peces de estuario, ya que completan su ciclo de vida dentro de los estuarios. Pasan su vida (1-2años) en un ambiente en el que toleran un amplio rango de salinidad y turbidez. Son pequeños y de desarrollo rápido, es probable que el crecimiento y reproducción en tan poco tiempo sea una adaptación para garantizar la sobrevivencia de la especie, en un medio tan inestable. Suelen ser de hábitos zooplantofagos.

Peces de estuario de los trópicos

Representan a la mayor parte de los peces estuarinos en regiones de África Occidental, Sudeste Asiático y Sudamérica. Incluye a muchas especies de las familias Clupeidae, Mugilidae, Sciaenidae, Ariidae, Polynemidae y Haemulidae. Estos peces de estuario desovan y completan su ciclo de vida en los estuarios. Puede tratarse de especies pequeñas o grandes. Algunas desarrollan complejas historias de vida ya que presentan reversión sexual después de su primer desove.

Las larvas y juveniles de Bairdiella ronchus habitan en los manglares, donde encuentran alimento y refugio. Los peces de estuario de los trópicos como Eugerres plumieri, son un recurso económico importante para las comunidades cercanas al manglar (más sobre este ecosistema). Se ha documentado que la salinidad no parece tener influencia en el ciclo reproductivo de estas dos especies.

Peces migrantes marinos

Se les caracteriza por ser reproductores marinos. Están integrados por un amplio grupo y se encuentran tanto en estadios juveniles como en adultos. No obstante, una objeción contra la clasificación empleando esta categoría radica en el hecho de que muchas especies “migrantes marinos” en estuarios subtropicales, también forman parte de la categoría de “especies de peces estuarinos” en las regiones tropicales. Las poblaciones de peces estuarinos son abundantes y contemplan una amplia diversidad. No obstante, el componente marino es el que aporta mayor diversidad a este grupo.

Algunas de las familias contempladas aquí son Leiognathidae y Haemulidae, Mugilidae, Carangidae y Polynemidae (solo encontrados en etapa juvenil), Ariidae (solo presente en etapa adulta). Estas especies tienen características distintivas cada una; por ejemplo, el mugílido Mugil cephalus, es de hábitos iliófagos y se alimentan de la capa superficial del sustrato (sedimento y detritos). Los adultos se encuentran dispersos por todo el estuario y aguas costeras cercanas, y migran solo en temporada de desove formando cardúmenes de miles de individuos que se reúnen en las bocas de los estuarios, antes de migrar al mar.

La barracuda, Sphyraena barracuda, es otro ejemplar de peces migrantes marinos y se distribuyen en todas las aguas marinas cálidas del mundo. Es un piscívoro voraz que se alimenta de todo tipo de peces que midan más de 10 mm. Los adultos llegan a medir hasta 2 m y viven en los bordes de los arrecifes de coral, en donde desovan. Las postlarvas migran a aguas poco profundas de los estuarios, conforme va creciendo va ocupando nuevos sitios, y una vez que supera los 500 mm abandonan el estuario y se dirigen a los arrecifes de coral.

Especies anádromas

Son aquellos peces que se reproducen en el agua dulce y, que en el camino desde o hacia sus zonas de desove, pasan tiempo en los estuarios. Esta categoría es importante en estuarios de zonas templadas e incluye al salmón (Salmo, Oncorynchus), sábalo (Alosa sp), lampreas (Petromyzontidae); sin embargo, incluye peces de estuario de importancia comercial como el sábalo Tenualosa ilisha, en el sur de Asia y T. Toli en las Islas de Borneo.

Aunque los ejemplares de esta categoría son raros en los estuarios tropicales, sí incluye T. Ilisha; considerables números de estos ejemplares ascienden por los ríos para desovar en agua dulce, desde dónde los juveniles se dispersan hacia los hábitats estuarinos y marinos.

Migrantes de agua dulce

se trata de peces que se mueven a distintas distancias dentro de los estuarios con diferentes propósitos, por ejemplo desovar, pero que retornan al agua dulce para reproducirse. Oreochromis mossambicus es un claro ejemplo de este grupo, se trata de un cíclido de agua dulce que ha sido encontrado en aguas hipersalinas que presentan concentraciones de salinidad superiores a 110 ‰. También se ha reportado la presencia de tilapias en estuarios hipersalinos.

Los peces de estuario se encuentran sometidos diariamente a cambios temporales y espaciales de salinidad, oxígeno, corriente, turbidez; para poder responder adecuadamente a las condiciones cambiantes, han desarrollado una serie de adaptaciones fisiológicas y de comportamiento, que les han permitido enfrentar cambios tan radicales en las condiciones ambientales en las que viven. Sin embargo, las presiones a la que son sometidos (debido a su explotación y a la destrucción de los estuarios y ambientes adyacentes), han generado una disminución en su biodiversidad que aún no se ha podido cuantificar.


Bibliografía

– Castro P & ME Hubert. 2007. Biología Marina. McGraw-Hill Interamericana. 514 p

– Mitra, A. & S Zaman. 2016. Basics of marine and estuarine ecology. Springer. 490 p

– Blaber, SJ. 2008. Tropical estuarine fishes: ecology, exploitation and conservation. John Wiley & Sons.. 384p