Relaciones entre peces y otros animales

Relaciones entre peces

Los factores bióticos hacen referencia a las relaciones o modos de interactuar los organismos vivos en un mismo ecosistema. En en el caso de los peces, citamos algunos fenómenos basados en relaciones entre peces e incluso entre estos vertebrados acuáticos con otros organismos, también expondremos, con algunos ejemplos, aquellas que consideramos más relevantes.

Relaciones interespecíficas

Relaciones entre peces, o entre éstos y otros organismos.

Competencia interespecífica: Relaciones o interacción por competencia de recursos: alimentos, espacio, etc. Este tipo de competencia puede alterar la evolución de ciertas especies.

Inquilinismo: Nos referimos a aquellos peces que se alojan sobre o en el interior de otros animales acuáticos, es un medio de buscar un alojamiento eficaz en la medida que brinda protección al pez alojado, un ejemplo característico es el pez fierásfer, Carapus bermudensis, que se hospeda en el interior de la holoturia o pepino de mar; también es el caso de ciertos crustáceos que se adhieren a la piel de las ballenas. En el inquilinismo, la especie que hospeda no se beneficia de la relación interespecífica, aunque tampoco sale perjudicada.

Comensalismo: Al igual que en el caso anterior, una especie de pez sale beneficiada y la otra no presenta ningún tipo de perjuicio, por ejemplo, el pez piloto, Naucrates ductor, y los tiburones, incluso con ciertos quelonios como la tortuga boba, Caretta caretta. Este pez que sigue en sus desplazamiento a las especies anteriores pertenece a la familia de los carángidos, su finalidad es alimentarse de restos de comida de los otros animales.

El Astropyga radiata es un erizo de mar apropiado para algunos peces gobios, se hospedan entre sus espinas nocivas para otros peces y de esa manera encuentra protección.

Mutualismo: En este caso la relación entre peces y otros organismos benefician a ambas partes, es el caso de ciertos anfiprioninos (pomacéntricos) y determinadas especies de anémonas. Es sabido que el comúnmente denominado pez payaso limpia los parásitos de la anémona y le facilita alimentación de restos de su comida, ésta a su vez protege al pez frente a sus depredadores mediante inyección de toxinas que fabrica en su organismo.

La especie de pez gobio Cryptocentrus Cryptocentrus mantiene relación de mutualismo con el camarón pistola, Alpheus heterochaelis. El camarón pistola construye su cobijo, el cual también le es útil al pez gobio a modo de refugio frente a depredadores, como gratitud, el gobio, que tiene mejor vista, avisa al camarón en caso de existir un eminente peligro.

Peces limpiadores, es el caso de ciertos lábridos golosos de ectoparásitos, como el Labroides dimidiatus, otros peces los buscan para despojarlos de sus parásitos a cambio de inmunidad frente a ser depredado.

Depredación: Muy habitual en el mundo acuático en el que multitud de peces y otras formas precisan alimentarse de otros peces u otros animales para poder subsistir. Las orcas son voraces depredadores de mamíferos marinos y otros vertebrados acuáticos.

Foresia: Habilidad de muchos peces para desplazarse con la ayuda de otros animales, por ejemplo el pez rémora, el cual dispone de una especie de ventosa en la parte inferior de su cuerpo que le permite adherirse al cuerpo de los tiburones.

Tanatocresis: Relaciones entre peces vivos que se aprovechan de especies muertas en busca de algún tipo de beneficio.Por ejemplo ciertos paguroideos, como el cangrejo ermitaño, que se hospeda en la concha vacía del caracol para proteger su frágil cuerpo.

Mimetismo: En los peces también existen casos de mimetismos, un pez imita mediante coloración o comportamiento a otra especie animal, por ejemplo la especie Myrichthys colubrinus, que imita a la venenosa serpiente de mar Laticauda colubrina, de esa manera muchos depredadores se prestan a confusión y optan por no capturar a su presa.

Parasitismo: Relaciones entre peces y otras formas de animales como pueden ser los protozoos, anélidos, platelmintos, etc. Son parásitos que infectan al pez y pueden producir serios problemas de salud, por consecuencia este tipo de relación interespecífica causa un perjuicio al hospedador.

Existen también otros tipos de parasitimos provocados por vegetales como el caso de determinadas algas, incluso bacterias y hongos, igualmente la relación perjudica al pez hospedador, ya que los peces infectados pueden presentar problemas de dermato, branquimicosis, podredumbres de aletas, etc.

Relaciones intraespecíficas

Relaciones entre peces de la misma especie.

Asociaciones gregarias: Típicos casos de relaciones intraespecíficas son los bandos de peces de la misma especie que se agrupan en busca de alimentos, bien como medio de defensa, movimientos migratorios, etc., por ejemplo, las sardinas o atunes.

Competencia intraespecíficas: Interacciones biológicas relacionadas con miembros de peces de la misma especie que compiten por territorio, apareamiento o alimentos.

Especies emparentadas entre sí pueden sufrir determinados cambios morfológicos por competencia. Schluter en 1994 estudió a los peces Gasterosteus aculeatus, sugiriendo que especies competidoras tienen capacidad para moldear sus propias adaptaciones. Estos vertebrados acuáticos son originarios de algunas zonas de Canadá, algunas formas que se alimentan de plancton son más pequeñas que otras especies similares que se alimentan de invertebrados; Schulter comprobó una disminución corporal de algunos gasterosteus que quedaron afectados por la introducción del competidor.