Sistemas de calefacción para acuarios tropicales, tipos

Sistemas de calefacción para acuarios tropicales
© Paradais Sphynx

Es importante brindar la temperatura ideal a los organismos acuáticos para su óptimo desarrollo. Por eso, te enseñaremos lo que debes saber sobre los sistemas de calefacción para acuarios tropicales. Desde las alternativas disponibles en calefacción hasta las herramientas complementarias que no te pueden faltar.

Sistemas de calefacción para acuarios tropicales: Tipos

Los peces y seres acuáticos del trópico se han adaptado a las altas temperaturas propias de la zona. Su sistema circulatorio (conoce aquí el sistema circulatorio de los peces) difiere del de los organismos heterotermos. Adaptan su metabolismo y frecuencia de alimentación a la temperatura de su entorno.

Los peces tienen una actividad más baja a menor temperatura. En el caso de los tropicales, su entorno debe permanecer a un rango específico de calor para que las especies no sufran. Es recomendable, entonces, asegurarse de que los peces a introducir en el acuario posean requerimientos de temperatura similares.

Es importante determinar cuál de los sistemas de calefacción para acuarios tropicales es más conveniente. Cabe destacar que en muchas ocasiones, la estabilidad de temperatura ofrecida por el acuario favorece la longevidad de los organismos acuáticos. Por tal motivo es relevante seleccionar el mejor calentador para acuarios.

Calefacción con tubos de vidrio

Este sistema de calefacción es muy económico y tiene un funcionamiento sencillo. Debe estar dentro del agua para que ejerza su función. Puede calentar las superficies de forma considerable, aunque el área de alcance es muy corta en comparación. En la actualidad están en desuso.

Amerita un buen cálculo de la superficie a calentar para elegir la medida adecuada de los tubos. Algunas desventajas de estos sistemas de calefacción para acuarios tropicales son:

– Riesgos de ruptura de los tubos, sobre todo cuando por alguna razón están en contacto con el aire.

– Los tubos contienen cromo-niquelina, que puede fundirse por el exceso de calor o alguna falla eléctrica.

– En días calurosos puede generar un sobrecalentamiento que ponga en peligro a los organismos acuáticos.

Calefacción más termostato

Es uno de los sistemas de calefacción para acuarios tropicales más utilizado. Su practicidad y durabilidad son casi insuperables en el mercado. Combinan la función del termostato con la del calentador de tubo de vidrio. Pueden sumergirse por completo en el agua o no, según sea el modelo.

Cuentan con un indicador que muestra cuando se encuentra encendido o no el calentador. La oscilación entre temperaturas no varía mucho gracias a la función del termostato. Los puntos en contra de este sistema son:

– Deben ser manipulados con delicadeza por su fragilidad. Evitar golpes bruscos cerca del área donde están, pues pueden romperse.

– El calentador debe permanecer apagado cuando este no esté en el agua realizando su función. De lo contrario podría fundirse rápidamente.

– Al realizar cambios de agua del acuario, igualmente debe permanecer apagado.

Calentadores de fondo

La instalación de un calentador de fondo debe hacerse cuando se establece o remodela el acuario. Es uno de los sistemas de calefacción para acuarios tropicales más conocido. Consiste en colocar un cable en el fondo del acuario, que distribuye el calor por el mismo.

Calentadores de bases externos

Una novedosa alternativa que favorece considerablemente el desarrollo de las plantas acuáticas. Además, consume mucha menos electricidad que las opciones anteriores. Como si fuera poco, es de los sistemas más seguros y con mayor estabilidad eléctrica. Para su instalación se colocan planchas calentadoras en el área externa del fondo del acuario.

Como poseen un voltaje bajo, deben abarcar toda la superficie para distribuir bien el calor. Su desventaja principal es básicamente el alto precio. También presenta un rasgo de oscilación de temperatura considerable (5 °C) entre el fondo de grava y las zonas superiores del acuario.

Cómo determinar la potencia de la calefacción

Dependiendo de si la habitación donde se ubique el acuario posee calefacción general o no, se puede calcular la potencia del calentador. En el caso de que el espacio no tenga calefacción, la fórmula indicada es:

1 W por cada litro del volumen total o capacidad del acuario

Por otro lado, los lugares con calefacción general, requieren de una menor potencia. La siguiente fórmula se aplica en sitios cálidos o que habitualmente no requieren calefacción:

1/2 o 1/3 W por cada litro del volumen total o capacidad del acuario

El límite de temperatura mínima soportable para las especies tropicales es de 18 °C. Se recomienda tener un segundo calefactor de repuesto, en caso de que exista alguna falla en el sistema. De no existir, y siempre que se trate de acuarios no demasiado grandes, se puede añadir agua caliente para evitar que los peces mueran de frío, para ello hay que extraer una cantidad equivalente del propio agua del acuario.

Esta medida es un paliativo temporal que evita la muerte de los peces. Pero los sistemas de calefacción para acuarios tropicales son imprescindibles y deben ser reemplazados o reparados de inmediato.

Medidas de seguridad básicas

Por obvias razones, manejar un sistema eléctrico cerca de un acuario es peligroso. Así que es vital adoptar ciertas medidas de seguridad al manipular sistemas de calefacción para acuarios tropicales. Una de las más importantes es separar el sistema eléctrico del calentador de otros equipos. Además, este nunca debe tener conexión a tierra, ya que aumenta el riesgo de generar golpes eléctricos.

Las conexiones de 3 polos representan un mayor número de circuitos eléctricos en el acuario. Por eso, los termostatos, calentadores y termómetros eléctricos deben ser de 2 polos exclusivamente. Las conexiones con esta característica impiden los cortos, y en caso de fallas eléctricas, el aparato se funde.

Además de lo anterior, es importante colocar el acuario sobre pisos de madera. También resulta una buena opción recubrir de material sintético la superficie. Todos estos materiales reducen o eliminan la conducción de electricidad, a diferencia de los suelos de piedra y cerámica.

Al manipular los sistemas de calefacción para acuarios tropicales, o el acuario en sí mismo, es relevante utilizar zapatos de goma de caucho o plásticos. Pueden impedir que el golpe eléctrico sea recibido, con fatales consecuencias. Como última y más costosa medida, puede optar por la calefacción de bajo voltaje.

Estos sistemas de calefacción para acuarios tropicales eliminan la posibilidad de recibir descargas eléctricas durante su manipulación. Pero la instalación requiere un desembolso considerable, pues implica la adquisición de pesados transformadores especiales para tal función.

Termostatos y termómetros

Son un par de herramientas necesarias para controlar los sistemas de calefacción para acuarios tropicales. El termostato, por su lado, controla el funcionamiento del calefactor para no exceder de la temperatura adecuada. A su vez, reinicia la actividad del mismo cuando esta empieza a decaer.

Algunos calentadores incluyen su termostato, como se vio anteriormente. Sin embargo, de existir varios calefactores, no es positivo conectarlos todos al calentador con termostato. Es mejor un termostato independiente, que permita controlar mejor cada calentador. Hay que considerar la capacidad del termostato y adquirir uno que soporte la potencia total de los calentadores.

De escoger un termostato convencional, una buena opción es que esté recubierto de goma totalmente. Estos son sumergibles y tienen mayor durabilidad que otros modelos. Los termostatos electrónicos son una alternativa costosa, pero de gran precisión y vida útil ilimitada. Preferiblemente, se determina su elección antes de instalar el sistema de calefacción, para evitar el recableado del mismo.