Peces guppies, características y ciclo de vida

Peces guppies
Emilia Murray/CC BY-SA 2.0

Los peces guppies (Poecilia reticulata) son una especie de peces dulceacuícolas originarios de América del Sur. Dicha especie pertenece a la familia Poeciliidae (orden Cyprinodontiformes), la cual ha generado gran interés en la acuariofilia debido a sus características reproductivas y su aspecto llamativo. Además, los requerimientos ecológicos de esta especie son relativamente fáciles de cubrir.

Por otro lado, los peces guppies son también ampliamente utilizados en estudios genéticos, debido a sus altas tasas reproductivas y la rapidez con la cual se desarrollan sus generaciones. Además, estos peces son capaces de desarrollar diferencias considerables en cuanto a sus características morfológicas, si se someten a variadas condiciones físicas y ambientales.

Adicionalmente, las características generalistas y flexibles de Poecilia reticulata en cuanto a su alimentación, les confiere una ventaja competitiva a estos animales frente a otras especies de peces nativos. Dichas características, convierten a los peces guppies en animales que colonizan y se adaptan rápidamente a una gran variedad de condiciones ambientales.

Los peces guppy son ovovivíparos, lo que significa que el desarrollo embrionario, así como el desarrollo larval ocurren dentro del vientre de la hembra. De esta manera, la hembra alumbra alevines completamente formados y listos para vivir de forma independiente una vez que salen del oviducto de sus madres.

Características de los peces guppies

Los peces guppy son animales de pequeño tamaño, pues los machos alcanzan alrededor de 3,5 cm de longitud, mientras que las hembras pueden medir alrededor de seis (6) cm. En su hábitat natural, estos peces presentan aletas caudales redondeadas y relativamente grandes, aunque este carácter varía ampliamente. Los machos tienen la aleta anal modificada para formar una estructura copulatoria conocida como gonopodio, mientras que las hembras presentan aletas anales normales. El patrón de coloración de Poecilia reticulata exhibe una compleja variación entre diferentes poblaciones, lo cual se asocia a las presiones de depredación.

En general, el patrón de coloración de los peces guppies en su hábitat natural consiste en una base entre pardo y grisáceo con mosaico de puntos o/y parches que varían en tamaño, color, posición y reflectividad. Entre los colores más comunes encontrados en esta especie se encuentran el azul, plateado con patrones rojos, anaranjados, negro, dorado, lila y verde.

En Poecilia reticulata existe dimorfismo sexual en cuanto a la coloración, ya que los patrones más llamativos solo son exhibidos por los machos como un carácter de selección sexual, mientras que las hembras suelen tener coloraciones uniformes. En este sentido, la coloración de los machos adultos es una respuesta adaptativa a dos factores: la presión selectiva ejercida por los depredadores y la selección sexual de las hembras.

Por otro lado, los peces Guppies criados en cautiverio no están sometidos a presiones de depredación ni a condiciones ambientales adversas, por lo cual desarrollan características muy variables y diferentes a los individuos silvestres. Esto puede observarse en la amplia variedad de formas de aleta caudal que presentan las poblaciones mantenidas en acuarios, entre los cuales pueden encontrarse formas de abanico, triángulo, lira, bandera, agujas, redondeadas, entre otras. Asimismo, los machos presentan aletas de tamaño considerablemente mayor y con coloraciones muy conspicuas.

Distribución y ecología

La distribución original de los peces guppies se limita a cuerpos de agua dulce con corriente baja, en ríos, lagos y charcas de la región norte de América del Sur, registrándose en Antigua y Barbuda, Barbados, Guyana, Surinam, Trinidad y Tobago y Venezuela. Asimismo, esta especie ha sido ampliamente introducida en muchas otras partes del mundo, principalmente de manera accidental debido a la liberación de ejemplares mantenidos como mascota. En algunas localidades se han liberado peces guppy de manera intencional, como una forma de controlar vectores de diversas enfermedades que son transmitidas por dípteros.

En la actualidad, se estima que Poecilia reticulata se encuentra distribuida fuera de su rango original, en al menos 69 países entre Norteamérica, África y Europa, incluida la península ibérica. En muchas de estas localidades, los peces guppies han afectado de manera negativa la composición biótica de los cuerpos de agua.

Esta especie de peces habita una gran variedad de ambientes de agua dulce, siendo capaces de habitar desde cabeceras de ríos, quebradas pequeñas y fragmentadas, hasta lagunas con grandes profundidades en tierras bajas. Asimismo, las poblaciones suelen exhibir diferencias en cuanto a su morfología, comportamiento y variadas características de su historia de vida, de acuerdo a las variables ambientales de las regiones que habitan.

Por otro lado, los peces guppies son capaces de sobrevivir en hábitats con cierto grado de intervención y degradación, debido principalmente a sus características generalistas. Adicionalmente, su ecología reproductiva favorece la rápida colonización de los hábitats, de manera que sus poblaciones se mantienen generalmente estables.

A pesar de esto, en algunas localidades de la distribución original de estos peces, la liberación de individuos criados en cautiverio representa cierto grado de amenaza sobre la integridad genética de las poblaciones locales. Los ejemplares en cautiverio pueden desarrollar inmunidad a determinados patógenos; sin embargo, al ser introducidos en poblaciones naturales no resistentes, dichos patógenos afectan negativamente a los individuos silvestres.

Reproducción

Los individuos de Poecilia reticulata maduran sexualmente aproximadamente a los tres (3) meses de haber nacido. Sin embargo, en las poblaciones que se encuentran en hábitats con altas tasas de depredación, las hembras maduran aproximadamente 78 días después de su nacimiento. El período reproductivo de los peces guppy varía entre 460 y 800 días, tras lo cual los individuos entran a la etapa de senescencia.

Las hembras son capaces de producir camadas en periodos de entre 25 y 31 días. De esta manera, una vez que los huevos son fecundados, las crías tardan aproximadamente 28 días para desarrollarse, y una vez que la hembra da a luz a los alevines debe esperar tres (3) días para entrar de nuevo en ovulación. Dependiendo del tamaño de las hembras, estas pueden generar entre 3 y 100 crías por camada.

Por otro lado, la reproducción depende de la selección de parejas por parte de las hembras. Esta selección se ve influenciada por diversos elementos como el tamaño corporal, la forma y tamaño de la aleta caudal, los patrones de coloración, el contraste y variables como la coloración del agua y la tasa de depredación.

Los elementos para seleccionar pareja y su grado de importancia varían de manera significativa entre las poblaciones de peces guppies y la región donde estos se distribuyen. Sin embargo, en condiciones de laboratorio, donde el riesgo por depredación no existe, las hembras prefieren machos con aletas caudales más grandes y llamativas, por lo cual se presume que esta es la característica más relevante en la selección sexual de esta especie.

Una vez que la hembra selecciona un macho, este deposita su esperma dentro del oviducto de la hembra por medio del gonopodio. La hembra cuenta con depósitos de esperma, donde puede almacenar los espermatozoides de los machos, lo que le permite fecundar sus huevos sin necesidad de copular nuevamente.

Alimentación de los peces guppies

Los peces guppy se consideran animales omnívoros. Pueden consumir detritus, algas filamentosas, diatomeas e invertebrados como las pulgas de agua, crustáceos braquiópodos y larvas de insectos. Aunque se considera que estos animales llevan una dieta generalista, muestran ciertas preferencias por alimentos ricos en proteínas. Esto se relaciona con el éxito reproductivo de las hembras, pues al aumentar el porcentaje de proteína consumido, incrementa el tamaño y peso de los ovarios y por tanto el número de huevos por camada.

Adicionalmente, estos peces consumen una cantidad considerable de larvas de dípteros, por lo cual en algunas localidades han sido empleados como controladores de plagas de vectores de algunas enfermedades perjudiciales para el ser humano. El éxito del empleo de los peces guppies como biocontroladores de las poblaciones de mosquitos, depende de la disponibilidad de otras presas. De esta forma, si las localidades donde se encuentran estos peces tienen gran variedad de alimentos disponibles, como larvas de quironómidos y efemerópteros, su preferencia por las larvas de mosquitos disminuye considerablemente.

Comportamiento de Poecilia reticulata

Los peces guppy se consideran animales muy sociables, debido a que son capaces de establecer conexiones sociales complejas y grupos numerosos. Estos grupos, generalmente comparten alguna característica común como el tamaño o los patrones de coloración. Adicionalmente, en cautiverio las hembras suelen formar asociaciones en pares, lo cual sugiere que existe este tipo de cooperación en las poblaciones silvestres.

Por otro lado, en esta especie se ha registrado el canibalismo por parte de los adultos hacia los alevines. Es por ello que generalmente los jóvenes se mantienen alejados de los ejemplares adultos, hasta alcanzar un mayor tamaño. Otro comportamiento antagónico es la reproducción forzada, que consiste en una cópula llevada a cabo por algunos machos, sin que la hembra esté receptiva. Esto se observa con mayor frecuencia entre los peces mantenidos en acuarios, por lo cual se sugiere mantener un espacio amplio con diversos accesorios, en los cuales pueden refugiarse las hembras para evitar los asaltos por parte de los machos.

Los peces guppies también emplean algunas estrategias como la formación de cardúmenes, además de la adopción de patrones de coloración crípticos con su ambiente, para evitar la depredación por parte de otras especies de peces simpátricos como los cíclidos.

Cuidados en cautiverio

Los peces guppies representan una de las especies más empleadas en la acuariofilia. A pesar de ser peces resistentes, requieren de cuidados básicos que garanticen el desarrollo y reproducción óptima de la especie. Al ser un pez tropical, precisa de una temperatura media de 25°C, aunque se desarrollan bien entre los 22 y 28°C. Adicionalmente, los peces guppy provenientes de acuarios prefieren aguas con cierta alcalinidad y dureza.

Asimismo, es recomendable realizar recambios de entre el 20 y 30% del agua del acuario cada 18 días aproximadamente, además de proveer amplio espacio con numerosos y variados escondrijos, que permitan que los juveniles y otros individuos vulnerables se mantengan a salvo y alejados del estrés. En cuanto a la dieta, estos peces pueden consumir básicamente cualquier tipo de alimento comercial, además de larvas de insectos y crustáceos. Es importante ofrecer una cantidad adecuada, ya que estos animales tienden a sufrir complicaciones por la sobrealimentación.

Ficha de Poecilia reticulata

Ficha de los peces guppies, Poecilia reticulata

Referencias

  1. Bischoff, R. J., Gould, J. L., & Rubenstein, D. I. (1985).
  2. Croft, D. P., Krause, J., & James, R. (2004).
  3. Dahlgren, B. T. (1980).
  4. Endler, J. A. (1980).
  5. Ganassin, M. J., Frota, A., Muniz, C. M., Baumgartner, M. T., & Hahn, N. S. (2020).
  6. Lyons, T.J. 2021.
  7. Manna, B., Aditya, G. & Banerjee, S. (2008).
  8. Seghers, B. H. (1974).