Alburno (Alburnus alburnus), un pez de agua dulce europeo

Alburno, Alburnus alburnus
Alburno, Alburnus alburnus
Björn S…(flickr.com)/CC BY-SA 2.0

El alburno (Alburnus alburnus) es un pequeño pez del grupo de los ciprínidos, que habita en casi toda Europa. Es de las especies de ictiofauna con mayor conteo poblacional en el continente. Su presencia en algunas regiones es natural, mientras que en otras, es un animal introducido.

Este pez representa una fuente de alimento abundante para otros ejemplares depredadores en las cuencas locales como por ejemplo el grupo de los siluros.

Cómo es el Alburno

Entre sus principales características se encuentra que las hembras son más largas que los machos, lo que marca la presencia de dimorfismo sexual. Los machos tienen una talla promedio de 220 mm y las hembras 240 mm de largo total. Son pocos los ejemplares que alcanzan los 250 mm de largo total.

Casi todo su cuerpo es plateado, salvo el dorso donde se presentan tonos de color verde. En cuanto a la forma de su cuerpo se observa que es estrecho a los lados, fusiforme, y de cabeza pequeña. El labio inferior de su boca es sobresaliente. Cuenta con numerosos radios en la base de su aleta anal.

Rango geográfica

Distribución del alburno (Alburnus alburnus)
Distribución del alburno (Alburnus alburnus)

Es nativo del centro de Europa, con una amplia distribución desde el norte de los Pirineos hasta la región de los Montes Urales. Es un animal introducido en Italia, Grecia, Yugoslavia y España, siendo exitoso en su reproducción. En el caso de la península ibérica, fue sembrado en la cuenca del río Ebro con dos fines: uno, para la pesca deportiva y dos, para ser carnada en la pesca de grandes siluros.

Hábitat del alburno

Habita preferiblemente en sistemas cuyo curso se dirige a una sola dirección, como los ríos y lagos medianos. Son peces pelágicos, es decir, que toman la parte superior de la columna de agua como su zona habitual para alimentarse y morar.

En ocasiones se encuentran en la región litoral, especialmente mientras son alevines y juveniles. Aunque son tolerantes a la presencia de plantas acuáticas, evitan aquellos sustratos con densas poblaciones de vegetación sumergida, así como las aguas turbias.

Alimentación de Alburnus alburnus

La boca de Alburnus alburnus evolucionó especialmente para alimentarse de especies que habitan en la zona pelágica de la columna de agua, preferiblemente de invertebrados, así como de zooplancton.

Puede ampliar su dieta con insectos terrestres y voladores que se posan ocasionalmente sobre la superficie del agua. En ocasiones, se localiza en zonas poco profundas para buscar invertebrados bentónicos y pequeños moluscos. Igualmente puede depredar las puestas otros peces mientras consume fibra vegetal adherida al sustrato.

Reproducción del alburno

El alburno comienza su periodo reproductivo a finales de primavera o principios de verano, desplazándose hasta aguas poco profundas con sustrato heterogéneo, preferiblemente con vegetación sumergida.

Realiza entre 2 y 4 puestas en el transcurso de los días reproductivos que abarcan, según reportes, entre 4,000 y 15,000 huevos, siempre y cuando la temperatura del agua ascienda por encima de los 14°C.

No realiza cuidado parental de la puesta de huevos, al contrario, estos son arrastrados por la corriente hasta quedar depositados en el sustrato. Luego de 4 días, se produce la eclosión de los huevos. Los alevines se mantienen refugiados en la zona litoral de los cuerpos de agua donde se alimentarán y protegerán de potenciales depredadores hasta alcanzar una talla mayor.

Una vez que son juveniles, frecuentan la zona pelágica en la columna de agua, alimentándose mayormente de plancton. Alcanza la madurez sexual a los 2 años y medio de vida, aproximadamente, cuando su talla promedio es de 90 mm en los machos y los 120 mm en las hembras.

Se ha reportado su hibridación de Alburnus alburnus con otros géneros taxonómicos dentro del grupo de los ciprínidos, entre ellos los Leuciscus, Squalius, Abramis, Blicca y Rutilus.