Lucioperca, pez invasor de interés comercial

Sander lucioperca
Sander lucioperca
Helen Penjam/CC BY 2.0

La lucioperca es un pez de gran tamaño, de la familia Percidae y orden Perciformes, que se encuentra en cuerpos de agua dulce en las regiones templadas de Asia y Europa. Es muy buscado por quienes practican la pesca deportiva, además de ser muy sabrosa su carne. En inglés es conocido como Pikeperch.

Fue introducido en España en la década de 1990 y estas acciones han sido de gran impacto ecológico, afectando a las especies más pequeñas autóctonas del territorio ibérico.

De carácter crepuscular y nocturno, la lucioperca se mantiene en actividad en aguas abiertas, evitando los litorales. En los cauces de río permanece inmóvil por largos periodos de tiempo.

Es fiel a ciertos lugares, especialmente a aquellos donde hace el desove de sus crías en la temporada de reproducción, la cual ocurre anualmente.

Características físicas de la lucioperca

Es un pez grande que, normalmente, mide entre 40 y 70 cm de largo, pesando entre 1 y 2 kilos. Sin embargo, se cuenta con registros de tallas mucho mayores, pudiendo alcanzar 1,3 m de longitud total y un peso de 18 kg.

El cuerpo es largo, puntiagudo, con dos aletas en el dorso. La primera aleta dorsal destaca por sus radios espinosos, mientras que la segunda tiene radios blandos. La anal es alargada y también de radios blandos. Sus aletas ventrales están situadas un poco detrás del inicio de sus pectorales (conocer las aletas de los peces).

La cabeza está bien definida, contando con maxilares largos donde se encuentran numerosos dientes afilados, fuertes y largos. La coloración dorsal es verdosa, con un bandeado que consta de 10 franjas oscuras en promedio, mientras que la región ventral es blanca.

Distribución y hábitat de Sander lucioperca

Distribución de Sander lucioperca
Distribución de Sander lucioperca

Sander lucioperca es propio de los ríos, embalses y lagos caudalosos de Asia y Europa en sus zonas templadas, habitando también naturalmente en Suecia y Finlandia. Pero por ser una especie de interés económico por la pesca deportiva, ha sido introducido indiscriminadamente en otro países.

En la década de 1990, se introdujo en Gerona, España, y esta se ha reproducido exitosamente, representando una amenaza para las variedades endémicas de la región Ibérica.

También se encuentran poblaciones en las desembocaduras de ríos hacia las costas salobres. Evita los litorales con mucha vegetación o de fondo lodoso, prefiriendo más bien aquellos que son arenosos, con grava o muchas rocas.

Alimentación de la lucioperca

En su estado larval, se mantienen de una dieta pelágica. Siendo juvenil la dieta se compone de invertebrados. Ya en la adultez es piscívoro, aprovechando sus fuertes dientes y mandíbulas para consumir también anfibios, cangrejos y reptiles.

Sander lucioperca es una especie en la que se ha registrado canibalismo.

Reproducción

Este pez, cuya longevidad puede alcanzar los 17 años, se reproduce a partir del tercer o cuarto año de vida. Su periodo reproductor abarca la estación primaveral, entre abril y mayo. Durante casi todo el año viven en las profundidades, realizando migraciones hacia aguas superficiales en la temporada reproductiva. En ese momento, las temperaturas de los cuerpos de agua que habita se mantienen entre los 10 y 14°C.

Los machos hacen la defensa del territorio al prepararse para esta temporada. Escoge secciones del fondo rocoso en rangos de hasta 5 m de profundidad para excavar y hacer cuevas en las que se colocarán las puestas.

Siguiendo sus hábitos crepusculares y nocturnos, es en estas mismas horas cuando se produce la fecundación. El macho conduce a la hembra al nido. Esta se posa en la cueva mientras que el macho hace giros a su alrededor. Al llegar el momento, ambos nadan verticalmente, produciéndose la expulsión de gametos y por ende, la fertilización de los huevos. La hembra abandona el lugar, mientras que el macho realiza el cuidado parental de la puesta.

Por el momento no se han encontrado amenazas relevantes para Sander lucioperca.