Pejelagarto de nariz corta (Lepisosteus platostomus)

Pejelagarto de nariz corta, Lepisosteus platostomus
Pejelagarto de nariz corta, Lepisosteus platostomus

Lepisosteus platostomus o pejelagarto de nariz corta como también se le conoce, es un pez dulceacuícola nativo de los de la cuenca de los ríos Missouri y Mississippi de los Estados Unidos de América. Aunque su aspecto primitivo da una apariencia de ser un pez agresivo, su presencia no representa peligro para los humanos.

Características físicas de Lepisosteus platostomus

Como se ha dicho, Lepisosteus platostomus es un pez primitivo, de aspecto similar al de un gran reptil. El pejelagarto de nariz corta es largo y algo comprimido lateralmente. Los juveniles tienen una coloración marrón en su dorso y muy pálidos por debajo, con marcadas bandas de un color marrón oscuro en ambos lados de su cuerpo. En su edad adulta, la tonalidad del dorso de esta especie varía desde el color marrón hasta un tono verde oliva, la zona ventral es pálida, de un tono blanquecino.

Por lo general, crece en promedio hasta unos 700 mm. Su cuerpo está protegido por una serie de grandes y fuertes escamas romboidales entrelazadas, mas no superpuestas (te recomiendo este enlace sobre escamas peces). Su cabeza es bastante alargada, con un hocico que alberga una hilera de grandes dientes cónicos la cual usa para cazar a sus presas.

La aleta dorsal de Lepisosteus platostomus está ubicada casi perpendicularmente a la aleta anal y ambas, al extremo anterior del pedúnculo caudal, lo que las posiciona muy próxima a su gran aleta caudal.

Ubicación y hábitat del pejelagarto de nariz corta

Distribución del Pejelagarto de nariz corta, Lepisosteus platostomus

Geográficamente, Lepisosteus platostomus se encuentra distribuido en la cuenca del río Mississippi desde el estado de Ohio hasta Luisiana. Este ejemplar también puede hallarse en el drenaje del lago Michigan, en Wisconsin.

El pejelagarto de nariz corta tiene preferencia en hábitats donde el agua es de corriente suave o estancada, por lo general, en los remansos de arroyos de aguas claras. También puede hallarse en entornos lacustres, piscinas naturales, pantanos y en cualquiera de los casos anteriores, con vegetación emergente, vegetación sumergida y troncos sumergidos, donde suele ocultarse.

Qué come el pejelagarto de nariz corta

Lepisosteus platostomus es un predador nato de hábitos omnívoros, pero con especial tendencia carnívora. Suele cazar emboscando a sus presas en un feroz y rápido movimiento, tomando por sorpresa a los pequeños peces que pasan por su coto de caza, atrapándolos con su poderoso y medianamente alargado hocico, el cual está dotado de grandes dientes en forma de cono.

La base principal de la dieta del pejelagarto de nariz corta se compone, mayormente, por peces, indiferentemente de la especie, dieta que complementan cazando otros especímenes acuáticos como crustáceos, insectos y otros invertebrados.

Suelen cazar en horas diurnas, pero es en las horas nocturnas cuando registran mayor actividad asociada a la alimentación. El pejelagarto de nariz corta es muy territorial en lo que respecta a su área de alimentación, adoptando una conducta sumamente agresiva con la que suele enfrentar y alejar a los posibles competidores por territorio de alimentación.

Biología reproductiva

La temporada de apareamiento del pejelagarto de nariz corta está enmarcada entre los meses de abril y junio, periodo en el cual, las hembras suelen visitar las zonas litorales de los cuerpos de agua, preferiblemente con abundante vegetación sumergida. Uno o más machos acompañan a la hembra hasta las zonas de desove esperando la oportunidad de fertilizar los huevos. La hembra desova sobre la vegetación y cualquier otra estructura bajo el agua que esté en su área destinada para reproducirse. Los huevos que son grandes y de una tonalidad verdosa se adhieren a estas superficies y eclosionan en aproximadamente 9 días.

Tendencia de las poblaciones de Lepisosteus platostomus

Es catalogado como preocupación menor habida cuenta de que la población se mantiene estable. Por otro lado, se desconoce la existencia de amenazas relevantes que pudiesen poner en riesgo a Lepisosteus platostomus.