Pez sol, Lepomis gibbosus, un exitoso invasor de territorios

Pez sol, Lepomis gibbosus
Pez sol, Lepomis gibbosus

El pez sol, llamado científicamente Lepomis gibbosus, es una especie robusta, de mediano tamaño, perteneciente a la familia Centrarchidae, nativo de Norteamérica e introducido en la península ibérica a principios del siglo XX.

Se calcula que su presencia en territorio español, donde tiene estatus de especie introducida, ha sido de impacto negativo y, en consecuencia, se ha incluido en el catálogo de especies invasoras de España.

Lepomis gibbosus cuenta con una alta capacidad para adaptarse a las condiciones presentes en masas de aguas, con parámetros distintos a los de sus zonas de origen.

Características del pez sol

El pez sol es notablemente alto y a su vez, muy comprimido lateralmente. Tiene una talla promedio de 20 a 25 centímetros de largo total, pero se han reportado individuos de hasta 40 centímetros. Su patrón de colores es muy vistoso y variado según la población y su ubicación geográfica, pero en términos generales tiene una combinación de colores base que va desde un verde oliváceo en el dorso, degradándose en los laterales a un color azul claro algo iridiscente, hasta llegar a la zona ventral, donde es de un tono amarillo intenso o color naranja.

Presenta manchas o lunares de mediano tamaño, de colores entre naranja y marrón en todo su cuerpo. Cabeza relativamente grande con labios gruesos, mandíbula inferior ligeramente más grande que la superior. En situaciones de estrés, el pez puede mostrar barras verticales y oscuras a lo largo del cuerpo.

Uno de los rasgos más notables del Lepomis gibbosus es que su aleta dorsal presenta dos estructuras distintas; los primeros 9 o 12 radios son espinosos, mientras que los siguientes radios son blandos, con una notable depresión en el contorno justo al medio de la aleta. Similar configuración presenta la aleta anal, donde los primeros 3 radios son espinosos y los siguientes son blandos. Su aleta caudal luce dos lóbulos iguales y bien definidos, homocerca (las aletas de los peces presentan diferentes estructuras como puedes comprobar en este enlace), finalmente la línea lateral es muy notoria.

Distribución geográfica de Lepomis gibbosus

Distribución natural del pez sol
Distribución natural del pez sol

El pez sol es nativo de Norteamérica, específicamente de la costa noreste de los Estados Unidos, con estatus de introducido hacia la costa oeste del mismo país, así como en Suramérica, Europa y parte del continente asiático.

Tiene amplia distribución geográfica dentro del territorio español, donde su presencia como especie exótica introducida ha sido valorada con impacto negativo para las cuencas de agua dulce donde habita.

Hábitat de elección

El hábitat de esta especie es variable según la edad de los individuos. En los sistemas lénticos las larvas prefieren la región pelágica donde se alimentan y conviven con el zooplancton, mientras que los juveniles prefieren morar por las zonas litorales. Ya de adultos adoptan hábitos netamente bentónicos.

En las aguas fluviales, esta especie prefiere las zonas con corrientes bajas. Además, presenta una disposición de sectores muy similar a los que habitan en aguas sin movimiento. En ambos casos, es indispensable la presencia de vegetación sumergida.

Si bien es un pez de agua dulce, también puede tolerar el agua salobre, según reportes.

Alimentación del pez sol

Son peces omnívoros, pero sus dietas varían según la edad del individuo. En su estado larvario o de alevines, consumen zooplancton y pequeños artrópodos suspendidos en el agua. Ya de juveniles y adultos consumen invertebrados, pequeños peces, moluscos, crustáceos (si te interesan los crustáceos aquí te proporcionamos más información) y larvas, entre otros.

Reproducción

En el hemisferio norte, el pez sol comienza su periodo reproductivo entre la primavera y el verano, cuando las temperaturas del agua ascienden por encima de 17 °C a un óptimo de 22 °C, mientras que en Suramérica puede ser todo el año.

El macho construye un nido en forma circular, para lo cual limpia el sustrato. Será el lugar donde corteje a la hembra, con posterioridad esta desposita los huevos y, al ser fertilizados por el macho, se retira del nido. El macho proporciona protección a los huevos y larvas hasta que abandonan el área.