Marrajo sardinero, tiburón Lamna nasus

arrajo sardinero, Lamna nasus
Marrajo sardinero, Lamna nasus
Biodiversity Heritage Library/CC BY 2.0

Características y descripción del marrajo sardinero

Lamna nasus es un escualo presente en aguas frías y templadas de casi todos los océanos y mares del mundo. En España suele conocerse como marrajo sardinero.

Esta especie de tiburón se caracteriza por presentar un cuerpo robusto, que normalmente mide de metro y medio a tres metros de longitud, siendo las hembras más grandes que los machos. El tamaño máximo registrado de la tintorera es de algo más de tres metros y medio.

El cuerpo del marrajo sardinero se caracteriza por presentar una cabeza cónica con grandes ojos negros, y una boca repleta de dientes pequeños y estrechos. Las branquias nacen detrás de la cabeza exteriorizando cinco hendiduras alargadas.

Posee una gran aleta dorsal a mitad de cuerpo, con una punta redondeada, que nace a la altura de las aletas pectorales, las cuales presentan una morfología parecida. La aleta caudal es en forma de media luna, con un tamaño ligeramente superior en la parte superior con respecto a la inferior (heterocerca).

A las tres grandes aletas le acompañan una segunda aleta dorsal que se contrapone a una aleta anal, ambas de tamaño muy reducido. Finalmente dispone de unas protuberancias a nivel anal.

La coloración del Lamna nasus es gris azulada por la zona dorsal, que va difuminándose hasta acabar en un blanco grisáceo en la región ventral.

Comportamiento y hábitat de Lamna nasus

El pez Lamna nasus es un escualo que habitualmente suele ser visto alimentándose o nadando en la superficie o a escasa profundidad, puede localizarse tanto en aguas de costa, como en aguas oceánicas. Es descrito como oceanódromo.

Gracias a su potente aleta caudal es capaz de alcanzar grandes velocidades en el agua, con un arranque explosivo.

Prefiere aguas frías, por lo que puede llegar a localizarse a profundidades de hasta 700 metros, aunque rara vez es visto superando los 150 metros, situándose en aguas con temperaturas entre 1 y 18 grados.

Durante el verano es habitual ver ejemplares de tintorera en playas y puertos, lo que le ha valido la consideración de cazador de humanos, aunque no se trate más que de leyendas urbanas.

Alimentación del Lamna nasus

Se trata de un tiburón oportunista que se interna en cardúmenes de peces óseos y cefalópodos para alimentarse, entre las principales especies que ingiere destacan las caballas, arenques, bacalaos, calamares…

Los ejemplares de mayor tamaño se cree que pueden capturar presas mayores, como atunes o peces espadas.

Puede tolerar altas salinidades con el fin de capturar a sus presas. Hay autores que sugieren también en la dieta de la tintorera la ingesta de otros tiburones.

Reproducción y desarrollo de alevines

Esta especie presenta una reproducción ovovivípara, con gestación en el medio materno de 8 a 9 meses, pudiendo producirse la reproducción en cualquier momento del año, por lo que es factible ver hembras en gestación en cualquier periodo anual.

Al nacimiento, los alevines poseen un tamaño de 60 centímetros, salen entre 1 y 5 crías de la cloaca materna. Los alevines son descritos con conductas ovofagia cuando adquieren 6 centímetros de longitud en el medio materno.

Los nuevos ejemplares alcanza la madurez sexual aproximadamente al alcanzar los 150 centímetros de longitud.

Nombre común

El Lamna nasus tiene numerosos nombre en español, siendo estos marrajo de Cornualles, marrajo sardinero, tintorera, marrajo del Norte o tiburón cailón. En inglés es conocido como “Porbeagle”, que se traduciría como Mariquita.

Distribución geográfica del marrajo sardinero

Este escualo está presente en el mundo entero siendo más habitual en el Atlántico Norte, así como en las aguas templadas del hemisferio sur. Por contra, resulta muy extraño ver a la tintorera en aguas próximas al ecuador.

Estado de conservación y medidas de protección

El marrajo sardinero posee una carne suculenta, por lo que se ha visto sometido a una pesca intensiva durante años, hasta el punto de que en la actualidad se ha empezado a detectar una importante pérdida de poblaciones, especialmente en el mar Mediterráneo. No menos importante es la captura accidental mediante red en la pesca de arenques o sardinas. Su forma tradicional de captura es a través de palangres.

En la última revisión realizada del marrajo sardinero, la IUCN (año 2006) cataloga a la especie como amenazada y vulnerable; si bien, en el Mediterráneo se ha llegado a considerar que está en peligro crítico de extinción.

En la actualidad, las capturas de ejemplares de tintorera están muy controladas en el hemisferio norte. Así, en Europa la pesca se limita a unos pocos ejemplares, por ejemplo en aguas noruegas, y en Canadá se han fijado licencias de pesca con tallas mínimas, número máximo de capturas, épocas de pesca y aparejos válidos para su captura.

En el hemisferio sur, solo está protegido en aguas de Nueva Zelanda, lo que implica que en esta zona se sigue llevando a cabo una pesca intensiva sobre el marrajo sardinero.

Clasificación. Taxonomía

Dominio: Eucariontes, organismos con células eucariotas.

Reino: Animalia, animales, metazoos, organismo pluricelulares, heterótrofos y con presencia de tejidos.

Filo: Cordados, presencia de notocordio.

Subfilo: Vertebrata, vertebrados, animales con columna vertebral.

Superclase: Gnathostomata, gnatostomados

Clase: Chondrichthyes, Condrictios (elasmobranquios)

Orden: Lamniformes

Familia: Lamnidae, lámnidos

Género: Lamna

Especie: Lamna nasus. Bonnaterre, 1788

Sinónimos:

Lamna cornubica
Lamna pennanti
Lamna philippii
Lamna punctata
Lamna whitleyi
Lanna nasus
Oxyrhina daekayi
Selanonius walkeri
Squalus cornubicus
Squalus cornubiensis
Squalus glaucus
Squalus monensis
Squalus nasus
Squalus pennanti
Squalus selanonus

Referencias

– W. R. Marine Species (Visitado septiembre 2018)
– IUCN (2006)
– Compagno L.J.V. (1984)
– Riede K. (2004)
– Muus B. y Dahlström P. (1978)
– Fricke R. (2007)
– Compagno, LJV (2001)

Una respuesta a «Marrajo sardinero, tiburón Lamna nasus»

Los comentarios están cerrados.