punto blanco en los peces de agua dulce

Punto blanco en los peces

Los peces que se tienen como mascotas ya sea en peceras equipadas o en acuarios están muy predispuestos a sufrir de diversas enfermedades entre ellas bacterianas y parasitarias, pues son demasiado pequeños y mucho más débiles y nerviosos que otras mascotas. La enfermedad denominada punto blanco en los peces es una de las patologías que se observan más comúnmente en peces de agua dulce que viven en cautiverio, como es el caso de las peceras y acuarios.

Cuando se hace alusión al punto blanco en los peces, nos referimos al ciliado unicelular o parásito protozoo denominado Ichthyophthirius multifiliis, que afecta a peces de agua dulce. Este parásito se ubica sobre la piel y algunas veces en las branquias o agallas de los individuos infectados, atacando principalmente a los más débiles o aquellos que han sido sometidos a un estrés excesivo.

Causas del punto blanco en los peces

La infección del punto blanco en los peces se produce mediante la introducción en el acuario de algún pez infectado. Los peces débiles, con anticuerpos demasiado bajos y que se encuentran en situaciones de mucho estrés, traslado, etc., son más susceptibles de contagio por el parásito.

Si las condiciones del agua en la pecera o acuario son malas, hay falta de limpieza y mantenimiento, la calidad del alimento no es la adecuada, existe sobrecarga de peces en la pecera o el acuario y la temperatura del agua está demasiado elevada, también son causas principales para que el punto blanco en los peces esté presente, sobre todo en los casos en los que el protozoo permanece de forma asintomática, además estas causas hace que se multiplique con mayor facilidad.

Ciclo biológico de Ichthyophthirius multifiliis

Es importante conocer un poco acerca del ciclo del parásito que causa el punto blanco en los peces, el cual comprende tres fases:

  • Fase de desarrollo: comienza adhiriéndose a la piel de los peces, formando una capa demasiado gruesa, que evita que los medicamentos penetren en el organismo del individuo.
  • Fase de quiste: Cuando el parásito ha madurado, se desprende del pez y se instala en las profundidades de la pecera, en donde forma un quiste mediante capa gelatinosa y se reproduce cientos de veces dentro de él ( hay división en tomitas filiadas).
  • Fase móvil: Una vez que el quiste se ha desarrollado por completo comienza a abrirse y libera los parásitos al exterior, éstos a su vez infestan a más peces.

Si la temperatura del agua es demasiado alta, los parásitos se multiplican más rápidamente y comienza nuevamente el ciclo biológico, siempre y cuando encuentren peces para adherirse antes de 48 horas, de lo contrario el parásito del punto blanco muere. Hay autores como Baensch & Riehl (2006), que sugieren una longevidad mayor del parásito ciliado, concretamente puede ser activo por un promedio de hasta 70 horas antes de alojarse a su huésped.

Signos clínicos de infección por Ichthyophthirius multifiliis

La enfermedad de punto blanco en peces se detecta a simple vista y los signos más característicos son:

  • Aparición de puntos blancos de aproximadamente 1 milímetro de diámetro en las branquias, sobre la piel y aletas de los peces.
  • Frotamiento del pez contra los adornos o el suelo de la pecera.
  • Nerviosismo e inquietud.
  • Respiración anormal.
  • Anorexia
  • Muerte

Los dos últimos casos se presentan cuando la enfermedad no es tratada a tiempo o no se ha realizado un tratamiento adecuado, con lo que si la infección sigue avanzando el pez muere por inanición.

La única forma de diagnosticar al parásito del punto blanco en los peces es observarlos directamente sobre la piel o las branquias, teniendo en cuenta también los signos clínicos ya mencionados. Igualmente el comportamiento y los hábitos anormales dentro de la pecera o acuario serán suficientes para sospechar que los peces tienen la enfermedad, siendo de importancia acudir al veterinario o pedirle una consulta a domicilio para facilitar un tratamiento efectivo, principalmente en la fase más susceptible del ciclo del parásito a los medicamentos.

Tratamiento del punto blanco en los peces

El Tratamiento debe suministrarse en el momento en el que el parásito se desprenda de la piel del pez y se encuentre en el fondo de la pecera, pues los medicamentos y las condiciones ambientales tendrán un mayor efecto cuando el protozoo no está bloqueando la piel del pez.

Como primera medida al iniciar el tratamiento es recomendable elevar la temperatura del acuario o pecera a 27 °C, sin olvidar que también hay que aumentar la cantidad de oxígeno, con esto se acelera el ciclo de vida del parásito, lo que provoca que se desprenda del pez rápidamente, con posterioridad se pueden administrar los medicamentos directamente en el agua (en dosis recomendadas por el veterinario) como verde de malaquita o formalina, acriflavina, atebrina, etc. Igualmente es necesario observar a los peces durante las siguientes 2 horas para verificar que no se intoxiquen con el producto que se aplicó. En peces más delicados a cambios de temperaturas, el medicamento aplicado suele prolongarse en el tiempo ante la dificultad de cambiar la temperatura del agua.

El protozoo  puede permanecer en la piel hasta unos 20 días, por consiguiente,  la duración del tratamiento depende de la temperatura y se estipula entre 15 a 20 días, salvo indicaciones según medicamento utilizado.

También está documentado que un pH bajo en el agua inhibe la reproducción de Ichthyophthirius multifiliis y muera cuando se encuentra en la fase de quiste, el pH necesario según experimentos realizados es de 5.5, aunque es buena medida que lo recomiende un veterinario experto en peces o en alguna tienda especializada en acuarios, sobre todo teniendo en cuenta la especie de pez en cuestión.

Baños de formaldehído a razón de 1 ml al 40% por cada 4 o 6 litros de agua durante 30 a 60 minutos igualmente parece eficaz frente a Ichthyophthirius multifiliis.

Ante todo mucha precaución con los medicamentos, ya que suelen ser muy tóxicos a dosis altas y pueden acarrear la muerte del pez infectado. En acuariofilia existen productos bastantes sofisticados y es muy relevante seguir escrupulosamente las instrucciones detalladas en los mismos.

Además de cualquier tratamiento, hay que brindar a los peces alimentos de alta calidad, de esa manera su sistema inmune se encontrará más fortalecido y en óptimas condiciones.

Los peces que superan la infección suelen adquirir inmunidad, pero pueden ser asintomáticos, es decir, no mostrar síntomas pero sí transmitir el parásito a otros peces. Esa es la causa de que esté muy extendida la enfermedad del punto blanco en los peces de acuarios de agua dulce.

¿Cómo prevenir la enfermedad del punto blanco en los peces?

La prevención del punto blanco en los peces es más sencilla que el tratamiento, por lo que hay que tomar en cuenta las siguientes medidas:

  • Al adquirir un nuevo pez se debe poner en cuarentena durante al menos 2 semanas, con agua a temperatura de 25 °C para asegurarse que no se encuentra contagiado.
  • Mantener limpia y con una temperatura óptima el agua de los peces y no realizar cambios repentinos de temperatura. En caso de requerirlo se debe hacer progresivamente.
  • Controlar y medir los niveles de pH, nitritos y nitratos en la pecera o acuario utilizando accesorios especiales de medición.
  • Procurar que la cantidad de peces dentro del acuario no sea más de la recomendada para evitar el hacinamiento.
  • Higiene del acuario y especialmente de todos sus accesorios.
Punto blanco en los peces, información de la enfermedad
Tu opinión importa: Valora el artículo