Estás aquí: Inicio » Atlas de peces marinos » Pez mantequilla, Hippoglossus hippoglossus, información

Pez mantequilla, Hippoglossus hippoglossus, información

Pez mantequilla, Hippoglossus hippoglossus
Shankar S.(Www.flickr.com/)/CC BY 2.0

El pez mantequilla (Hippoglossus hippoglossus), también conocido como halibut del Atlántico, es un pez actinopterigio incluido dentro del orden Pleuronectiformes y la familia Pleuronectidae. Este pez habita principalmente en aguas boreales y subárticas al norte del océano Atlántico.

Hippoglossus hippoglossus es similar morfológicamente a otra especie que se distribuye en el océano Pacífico, en el mismo tipo de ambiente (Hippoglossus stenolepis).

El pez mantequilla también es conocido como fletán del Atlántico o pez plano gigante. Estos peces son similares a los lenguados, sin embargo, estos últimos son representantes de una familia diferente y emparentada llamada Soleidae. Los peces mantequilla pueden vivir por al menos 50 años, por lo que se consideran peces bastante longevos.

Estos peces son de gran importancia en la industria pesquera debido a su frecuente aparición en las redes de pesca industrial, a la calidad de su carne y la versatilidad de la misma en la preparación de distintos platos. La gran cantidad de nutrientes que presenta este pez lo convierte en un objetivo de pesca que incluso generó problemas entre flotas pesqueras de España y Canadá en la década de 1990.

En la actualidad, debido a la alta fecundidad de este pez, varios países como Canadá, Escocia, Islandia y Noruega practican la cría con fines productivos del pez mantequilla en estanques o criaderos. Como consecuencia a las características nutritivas de este pez, su cría se está inicializando en países de Sudamérica como Chile. No obstante, las larvas son difíciles de mantener debido a que son susceptibles al ataque de bacterias oportunistas y a la variación de las características ambientales, tanto en su hábitat como en condiciones de criadero, lo que tiene como consecuencia una alta mortalidad de los individuos recién eclosionados.

El pez mantequilla tiene un contenido elevado de vitamina A en comparación con otros peces, aumentando el contenido de esta vitamina según el tamaño del pez. De igual forma existe un alto contenido de vitamina B y de proteína.

Características del pez mantequilla

Estos peces tienen una gran longitud, en promedio, la longitud total es de aproximadamente 1,2 metros. Sin embargo, en la naturaleza se han registrado individuos de Hippoglussus hippoglossus que pueden alcanzar tallas enormes de hasta tres metros de longitud en ejemplares hembra y unos 4,7 metros de longitud en ejemplares macho.

Los peces de mayor tamaño pueden llegar a pesar cerca de 300 kg, sin embargo, lo común es registrar peces de 200 kg aproximadamente. En su estado adulto, el pez mantequilla tiene una coloración entre marrón oscuro y negro del lado que posee los ojos, mientras que los juveniles tienen una coloración oscura jaspeada de manchas claras o pálidas. El lado izquierdo o lado ciego presenta una coloración blanquecina. En muy pocos casos, que constituyen rarezas dentro de la especie, es el lado izquierdo que adquiere la coloración oscura y sobre el cual están ubicados los ojos. Externamente es muy difícil diferenciar el sexo y solo es posible determinarlo durante la época de reproducción.

Las mandíbulas de este pez son relativamente grandes y simétricas, presentando una serie de dientes en la mandíbula inferior y dos series en la mandíbula superior, puntiagudos y que se dirigen hacia atrás para facilitar la captura de las presas que consume. La aleta pectoral del lado derecho, lado en el cual se encuentran los ojos, presenta un mayor grado de desarrollo que la del lado izquierdo. La aleta caudal está débilmente emarginada.

Distribución

Dónde vive el pez mantequilla, Hippoglossus hippoglossus
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Este pez está ampliamente distribuido al norte del océano Atlántico. En el Atlántico oriental el pez mantequilla se ha registrado desde el golfo de Vizcaya a Spitsbergen, en el mar de Barents, Islandia y en Groenlandia oriental. Por otro lado, al occidente, ocupa gran parte del suroeste de Groenlandia, algunas regiones del este de Canadá hasta el estado Virginia en Estados Unidos.

Es bastante común en las costas de Noruega, frente a las islas Feroe y en Islandia. Varios registros de la especie indican que Hippoglossus hippoglossus también es común en el mar del Norte y la región occidental del mar Báltico. Es una especie que resulta común cerca del talud continental en América del Norte.

Hábitos del pez mantequilla

El pez mantequilla (Hippoglossus hippoglossus) yace casi exclusivamente en el bentos, cuando llega a la adultez (pez bentónico). No obstante, pueden ser ocasionalmente pelágicos cuando se desplazan de un lugar a otro. Estos peces permanecen la mayoría de su vida en el fondo o cerca del mismo. De igual modo, pueden ser localizados desde aguas relativamente superficiales, desde los 50 metros hasta los 2000 metros de profundidad.

Los ejemplares juveniles pasan sus primero años de vida cerca de las zonas de cría, donde permanecen en el fondo a profundidades de 20 a 60 metros. Tras pasar este tiempo, existe un periodo de migración a largas distancias tanto en aguas superficiales como profundas en la que se mezclan con individuos de distintas poblaciones del Atlántico.

Alimentación

El pez mantequilla se alimenta efectivamente de otros peces como el bacalao, el eglefino, la salmuera, el arenque, entre otros. Sin embargo, también consumen una gran cantidad de invertebrados bentónicos entre los cuales se incluyen crustáceos de gran tamaño como los decápodos, pulpos y otros cefalópodos y además otros invertebrados bentónicos más pequeños.

Estos peces crecen rápidamente dependiendo de la disponibilidad de alimento y las tasas de competencia por este recurso con otros peces depredadores, incluyendo otros peces mantequilla.

Es considerado un carnívoro avanzado debido a sus hábitos y a las características de su tracto digestivo, con un estómago de grandes dimensiones y la presencia de un intestino corto. Existe un cambio en la dieta con el estado de desarrollo, los ejemplares menores a 30 cm consumen principalmente crustáceos entre los que encontramos cangrejos ermitaño, langostinos, decápodos pequeños y mísidos. A medida que van creciendo, comienzan a incluir otros peces en la dieta, tendiendo los ejemplares inmaduros a una dieta que consiste en crustáceos y peces casi en igual proporción. También, se ha observado cambios en la dieta debido a la disponibilidad estacional, consumiendo más crustáceos en verano y más peces en invierno.

Reproducción

Con respecto a los aspectos reproductivos del pez mantequilla, se considera una especie con maduración tardía. Los ejemplares macho del pez mantequilla alcanzan la madurez aproximadamente a los 8 años mientras que las hembras maduran después de 10 u 11 años.

Esta especie se reproduce principalmente en invierno entre los meses de diciembre y abril, que se corresponde con la época donde se han registrado picos de desove. El pez mantequilla es una especie ovípara, se ha demostrado que las hembras regresan a oviponer en los mismos sitios todos los años.

Los huevos son colocados a profundidades variables entre los 300 y 700 metros; las zonas de desove están constituidas casi de manera exclusiva por ejemplares maduros. Generalmente, la temperatura del agua a las que están sometidas los huevos oscila entre los 5 y 7°C. Los huevos miden entre 3 y 3,8 mm y al momento de nacer las larvas miden en promedio alrededor de 6,5 cm.

Las hembras pueden realizar múltiples desoves durante la época de reproducción. Una hembra desarrollada puede desovar hasta 8 veces, con intervalos entre desoves de entre dos y tres días. En cada puesta, una hembra puede colocar hasta 500.000 huevos de una vez. Tras aproximadamente dos semanas desde la fecundación externa de los huevos, estos eclosionan. Las larvas poseen simetría bilateral a diferencia de los adultos, cuya simetría se ve modificada durante el desarrollo de las larvas.

Los huevos generalmente suben y bajan en la corriente de agua flotando a profundidades intermedias y salinidades relativamente bajas.

Desarrollo de Hippoglossus hippoglossus

Los juveniles inicialmente se alimentan a partir del contenido del saco vitelino el cual es completamente reabsorbido transcurrido los dos primeros meses de vida, ya que no cuentan con mandíbulas y ojos funcionales al momento del nacimiento.

A partir de este punto, las larvas pelágicas se preparan para el consumo de alimentos complementarios, entre los que se incluyen pequeños invertebrados, e inician el proceso de metamorfosis, el cual ocurre en el bentos marino, aproximadamente dos meses desde el inicio de la alimentación. La metamorfosis se característica por la migración del ojo izquierdo alrededor de la cabeza, tras unos 80 días desde la eclosión del huevo, cuando el juvenil presenta poco más de 16 cm. La migración del ojo izquierdo ocurre como una adaptación a la vida bentónica. Al cabo de casi dos meses, el ojo izquierdo ha migrado a la mitad de la cabeza junto al ojo derecho.

Estos peces se posan en el fondo marino sobre su lado izquierdo, por lo cual su ojo izquierdo ha migrado para posicionarse junto al ojo del lado derecho, lo que constituye una curiosa adaptación entre los peces.

Taxonomía de Hippoglossus hippoglossus

Taxonomía del pez mantequilla, Hippoglossus hippoglossus
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Ficha del pez mantequilla

Ficha informativa del pez mantequilla, Hippoglossus hippoglossus
Paradais Sphynx/CC BY 2.0

Referencias

  • Haug, T. (1990).
  • Naas, K. E., & Harboe, T. (1992).
  • Pittman, K., Skiftesvik, A. B., & Berg, L. (1990).
  • Sobel, J. 1996. Hippoglossus hippoglossus.