pez gato, especie perteneciente al orden siluriformes

Pez gato
Belis@rio/CC BY-SA 2.0

El pez gato es una especie muy popular para su introducción en el acuario doméstico, existen multitud de especies de peces gatos y sus características fenotípicas les dotan a muchos ejemplares de gran atractivo como animales ornamentales; además, juegan un papel importante en cuanto al biotopo que se recrea en el interior de los acuarios domésticos, ya que muchos se utilizan para limpiar el fondo de restos de alimentos sobrantes, evitando su descomposición y ulterior perjuicio para el agua, incluso ciertos grupos poseen ventosas en la cavidad bucal, destacando los pertenecientes a la familia de los loricáridos, que les permite adherirse a las paredes del acuario y limpiar el interior de la urna; por otro lado, gran número de siluriformes son consumidores de algas, lo que ayuda a la no proliferación de las mismas y, en consecuencia, mantener mejor acondicionado la pecera, aunque ello no quiere decir que se exima al acuario de llevar un mantenimiento adecuado, además de facilitar una alimentación equilibrada en beneficio de la salud del pez gato.

Características del pez gato

Existen una amplia variedad de especies, pertenecen al orden de los Siluriformes; como rasgo fenotípico es preciso destacar que cuentan con unos tentáculos en de la boca, denominados barbillones filamentosos, y esa es la razón por la que se le designe comúnmente como pez gato. Estos barbillones siempre están presentes en los laterales de la boca, también pueden existir en la mandíbula inferior, incluso en el propio hocico asociados con los orificios nasales. Su finalidad principal es la de su utilización como órgano sensorial, ya que gracias a ellos pueden detectar fácilmente el alimento que consumen.

Cuentan con espinas punzantes y retráctiles en la parte anterior de su aleta dorsal y pectoral, sin duda un elemento potencial que les sirve para defenderse de sus depredadores, además, ciertas especies poseen glándulas venenosas en las propias espinas, las cuales pueden inyectar a sus víctimas. No todos los peces gatos presentan espinas, en determinadas especies están ausente a medida que han ido culminando su proceso evolutivo.

Otra característica que identifica al pez gato es la presencia de una piel dura sin escamas, incluso determinados grupos poseen placas dérmicas a modo de acorazada, las cuales sustituirían a las escamas en su evolución.

Hábitos y costumbres. Distribución geográfica

Entre sus hábitos destacan el ser animales acuáticos que permanecen la mayor parte de su tiempo en el fondo del agua, suelen ser de costumbres nocturnas y la mayoría habitan en aguas dulce, aunque existen grupos que viven en agua marina, generalmente asociados a arrecifes; también en agua salubre, especialmente en los estuarios. Existen ciertas excepciones, es decir peces gatos con costumbres diurnas como es el caso de los locáridos, y especies que se asocian en grupos, por ejemplo las populares corydoras.

El pez gato se distribuye por todas las partes del mundo a excepción de la Antártida. En la actualidad se estima que el número de especies supera con creces más de dos mil especies.

Alimentación

La alimentación del pez gato es muy variada y los hábitos alimenticios son muy diferentes en función al grupo al que pertenezca el pez, en esa línea es de destacar que existen especies que son casi exclusivamente herbívoras, otras tienes preferencias por los invertebrados acuáticos, existen aquellos que se alimentan de otros peces, incluso determinados grupos consumen zooplacton; también no hay que olvidar peces gatos que parasitan a otros peces, bien mediante lepidofagia, bien mediante hematofagia, nos referimos al grupo integrado en la familia Trichomycteridae.

Cuidados del pez gato

Si se decide adoptar estos asombrosos animales acuáticos, es necesario conocer sus costumbres, ya que es variable en función de la especie; el tamaño ha de ser compatible con una pecera adecuada. En cautividad es necesario disponer de troncos y otros accesorios para que puedan esconderse, muchos ejemplares requieren vivir en áreas con poca luz; su alimentación es variada en función de la especie, como ya manifestamos, algunos son carnívoros, otros herbívoros e incluso muchos consumen toda clase de alimentos, nos referimos a los peces gatos omnívoros. En tiendas especializadas de acuariofilia podemos encontrar alimentos balanceados de gran utilidad para el mantenimiento del pez gato.

Un adecuado acondicionamiento del agua, oxigenación y sistema de filtrado es fundamental en aras a preservar su supervivencia; en cuanto al sustrato o gravilla, se aconseja de estructura fina, ya que estos animales permanecen mayoritariamente en el fondo y se adaptan mejor a ese tipo de cascajos, además de prevenir que se puedan lastimar sus tentáculos.

Reproducción

La reproducción en cautividad no está muy definida, ya que es difícil y se poseen pocos datos certeros sobre sus costumbres reproductivas. En estado salvaje sí existen reportes sobre su forma reproductiva, son ovíparos, generalmente construyen nidos y existen cuidados paternales de los huevos. Hay grupos que se han especializado en el cuidado de la prole mediante transporte y oxigenación de los huevos, bien a través de la boca o en determinas partes de su cuerpo, por ejemplo en el tejido abdominal.

Peces gatos para acuarios

Teniendo en cuenta la multitud de especies y la diversidad de tamaños, son factores que posibilita al acuariófilo adquirir un pez gato que más se adapte al tamaño de su pecera, para las de menor envergadura la familia de los calíctidos, científicamente Callichthyidae, son los más indicados, dado el poco tamaño que alcanzan, suelen ser bastante activos y permanecen en el fondo la mayor parte de su tiempo, entre los más utilizados destaca el género Corydoras, existen numerosas especies conocidas vulgarmente como coridoras o limpiador de fondo o simplemente limpiafondo, entre sus virtudes destaca su fácil mantenimiento y la facilidad de adaptación al entorno doméstico, además suelen permanecer activos durante todo el día.

Los Plecostomus o plecos son los más apropiados para acuarios de mayores dimensiones, aunque existe otras especies, todas ellas pertenecientes al género Hypostomus, son animales de agua dulce y por lo general de gran belleza, el más popular es el Hypostomus plecostomus, pez nocturno de fácil mantenimiento y compatible con otros peces de acuario.

La familia Pangasiidae revisten un fenotipo que se asemeja a los tiburones, con lo que para el acuarista es cotizado por el gran efecto ornamental que supone su presencia en el acuario, destacando el tiburón pangasio o el malayo, en ambos casos se precisa disponer de una pecera voluminosa dado el tamaño que pueden llegar a alcanzar.

La familia Pseudopimelodidae destaca por el colorido que adquieren estos ejemplares, generalmente presentan rayas de color anaranjado y negro, son conocidos popularmente como peces gatos abejas o avispas.

Un curioso y llamativo pez es el denominado gato cristal, reviste una forma casi trasparente en el que se aprecia toda su estructura ósea, estos vertebrados acuáticos pertenecen a la familia Siluridae.

El pez gato de cola roja también es cotizado por la belleza que adquieren estos animales, pertenece a la familia Pimelodidae, es oriundo de Sudamérica y en estado salvaje puede alcanzar una longitud de hasta 1.5 m.

Ejemplos de especies de peces gatos

ancistrus moteado o copo de nieveAncistrus dolichopterus: ancistrus moteado o copo de nieve
pez gato espinosoAcanthodoras spinosissimus: pez gato espinoso
pez gato barbadinhoAncistrus multispinis: pez gato barbadinho
pez gato chupa algasHypostomus plecostomus: pez gato chupa algas