Peces pipa o aguja: Syngnathinae

Peces pipa o aguja: Syngnathinae

Morfología del pez aguja

Los peces aguja o peces pipas se caracterizan por presentar un cuerpo muy delgado y alargado, encerrado en anillos óseos como una forma de armadura. El hocico es prolongado, con una pequeña boca sin dientes en la punta y su cuerpo es dividido en tronco y cola. Son de movimiento lento por su armadura y su propulsión, se basa en la ondulación de las aletas dorsal y pectoral.

Taxonomía y distribución

Los peces pipa pertenecen al orden de teleósteos Syngnathiformes, comprenden la familia Syngnathidae acompañados de los caballitos de mar. Estos peces con forma de aguja, conforman la subfamilia Syngnathinae. Hasta la actualidad, se han reportado 219 especies aproximadamente. A su vez, análisis moleculares sugieren una migración interoceánica de los peces pipa del genero Syngnathus spp. desde su centro de origen en el Pacifico.

Hábitat y alimentación del pez pipa

Los peces pipa o aguja habitan en hierbas marinas y hábitats de arrecifes de coral, en aguas poco profundas. Solo unas 20 especies están restringidas a agua dulce. Por su parte, algunas especies como el pez pipa aligátor Syngnathoides biaculeatus, habita ambientes estuarinos.

Los peces agujas se alimentan de presas móviles como pequeños crustáceos, a través de succión por una expansión súbita de la cavidad bucal.

Reproducción de los peces agujas

En los peces pipa o agujas se presenta roles sexuales invertidos, el macho recibe los huevos de la hembra para incubar el embrión en la superficie ventral del cuerpo o en una bolsa incubadora. Posteriormente, el macho realiza una post-fecundación y es quien libera la progenie, a través de una hendidura o poro pasadas 4-6 semanas aproximadamente. Con respecto al dimorfismo sexual, varia en múltiples aspectos dependiendo de la especie.

Las hembras de Nerophis ophidion son más grandes que los machos, por su parte ambos sexos de S. typhle presentan el mismo tamaño. Las hembras de N. ophidion presentan una coloración sexual pronunciada y poseen pliegues en la región dorso-ventral de la piel en contraste con los machos. A su vez, en ambas especies los machos le proveen nutrientes a las crías. Los machos de N. ophidion invierten menos energía por zigoto que las hembras, mientras que en S. typhle ambos sexos tienen igual inversión.

Comunicación

Se ha reportado que los peces pipa o aguja producen sonido clic cuando se alimentan o están bajo coacción. En algunas especies como Syngnathus fuscus e Syngnathus floridae se han descrito algunos patrones de sonido y clic de alimentación. Por su parte, la estructura variable del mecanismo productor del sonido explica las señales acústicas únicas de Doryichthys martensii, Doryichthys deokhathoides y S. biaculeatus. Se debe investigar, el papel de los patrones de sonidos en las especies de peces aguja y su relación en la comunicación intra e interespecífica. además de su potencial con propósitos taxonómicos.

Comportamiento

Ya que los peces aguja no pueden nadar más rápido que la mayoría de sus depredadores, a menudo son muy bien camuflados por su color y forma corporal. En S. typhle son las hembras quienes compiten entre sí por el acceso a los machos y son estos últimos quienes eligen. A su vez, en esta especie, los machos prefieren hembras adornadas con un ornamento temporal exhibido en las interacciones hembra-hembra y es un proceso rápido, que dura alrededor de un minuto.

Estos peces son muy crípticos, imitando la hierba marina donde habitan en forma, color y movimientos.

Ecología de los peces pipa

Los peces pipa o aguja están estrechamente relacionados con las hierbas marinas y forman un componente importante de la ictiofauna de los hábitats vegetales subacuáticos, en ambientes costeros y estuarinos. A su vez, la distribución y abundancia de las hierbas marinas puede influir en la historia de vida de las especies, que usan el pasto marino como vivero, zonas de alimentación y refugio de depredadores.

S. fuscus se alimenta principalmente de anfípodos y en menor grado de copépodos e isópodos. En esencia S. floridae, se alimenta de camarones de agua y en menor proporción de isópodos, copépodos y mísidos. El particionamiento alimenticio entre ambas especies, está asociado con diferencias en los tamaños del hocico y forma. Por su parte, es poco lo que se ha avanzado en la ecología de los peces pipa que habitan agua dulce.

Problemáticas

Estas especies se ven fuertemente afectadas por actividades humanas, la vulnerabilidad de los peces pipa de agua dulce se enmarca en el pequeño tamaño de su hábitat.

Proteínas bioactivas de peces pipa

Los peces pipa o aguja habitan en contacto intimo con microorganismos saprofíticos y patogénicos que pueden degradar sus tejidos. Su sistema inmune ha evolucionado sintetizando compuestos bioactivos, para inhibir el crecimiento de estos microorganismos perjudiciales. Los péptidos de Centriscus scutatus presentan una zona de inhibición de crecimiento de 8 mm sobre Vibrio cholerae. Por su parte, Hippichthys cyanospilos presenta una zona de inhibición de 2 mm sobre Klebseilla pneumoniae. Estos resultados sugieren que algunas especies de peces pipa, presentan una fuente potencial de compuestos bioactivos naturales, que pueden ser utilizados en múltiples campos biotecnológicos, a la hora de tratar enfermedades microbianas.

Bibliografía

Berglund, A., & Rosenqvist, G. (2001). Male pipefish prefer ornamented females. Animal Behaviour, 61(2), 345-350.

Berglund, A., Rosenqvist, G., & Svensson, I. (1986). Reversed sex roles and parental energy investment in zygotes of two pipefish (Syngnathidae) species. Mar. Ecol. Prog. Ser, 29, 209-215.

Brian, W. C. (2015). Review of the sticklebacks and pipefishes of Iran (Families Gasterosteidae and Syngnathidae). Iranian Journal of Ichthyology, 2(3), 133-147.

Lim, A. C. O., Chong, V. C., San Wong, C., & Muniandy, S. V. (2015). Sound signatures and production mechanisms of three species of pipefishes (Family: Syngnathidae). PeerJ, 1-16.

Mol, J. H. (2012). Occurrence of a freshwater pipefish Pseudophallus cf. brasiliensis (Syngnathidae) in Corantijn River, Suriname, with notes on its distribution, habitat, and reproduction. Cybium, 36(1), 45-53.

Priya, E. R., Ravichandran, S., & Ezhilmathi, R. (2013). Bioactive proteins from pipefishes. Journal of Coastal Life Medicine, 1(1), 1-5.

Teixeira, R. L., & Musick, J. A. (1995). Trophic ecology of two congeneric pipefishes (Syngnathidae) of the lower York River, Virginia. Environmental Biology of Fishes, 43(3), 295-309.

Tsuboi, M., Ooi Lim, A.C., Ooi, B. L., Yip, M. Y., Chong, V. C., Ahnesjö, I., & Kolm, N. (2017). Brain size evolution in pipefishes and seahorses: the role of feeding ecology, life history and sexual selection. Journal of evolutionary biology, 30(1), 150-160.

Wilson, A. B., Vincent, A., Ahnesjö, I., & Meyer, A. (2001). Male pregnancy in seahorses and pipefishes (family Syngnathidae): rapid diversification of paternal brood pouch morphology inferred from a molecular phylogeny. Journal of Heredity, 92(2), 159-166.