El mandarín psicodélico es un bello pez que destaca por sus movimientos ondulantes y sus hermosos coloridos, habita en arrecifes de coral y es habitual avistarlo en acuarios marinos, aunque no es fácil su mantenimiento ya que no suele consumir alimentos artificiales, prefiere los animales que suelen habitar entre las rocas y corales. Se necesita un acuario con suficiente tiempo de instalación y con abundante roca viva para que el mandarín psicodélico pueda mantenerse en cautividad.