En este acuario marino destaca un ejemplar de pez morena, una especie curiosa y llamativa, aunque hay que extremar precauciones en su manipulación. Es un pez perteneciente a la familia de los murénidos, caracterizados en poseer un cuerpo en forma de serpiente, ojos pequeños y cabeza alargada.